Dossier

Cuando el cáncer de mama aparece durante un embarazo
Cuando el cáncer de mama aparece durante un embarazo

Embarazo y cáncer

49 años ago

Cuando el cáncer de mama aparece durante un embarazo

Aunque no es lo más común, de 15 a 30 mujeres por cada 100.000 gestaciones son diagnosticadas de cáncer de mama durante el embarazo, el tumor más frecuente durante la gravidez, seguido del de cérvix (cuello uterino), con 10 casos por cada 100.000.

El cáncer de mama gestacional

El cáncer de mama gestacional es aquel que se desarrolla durante el embarazo o en el primer año posterior al parto. Según un estudio presentado en 2016 por el Grupo Español de Investigación en Cáncer de mama (GEICAM), es una situación clínica poco frecuente. Representa entre el 6-15 % de los tumores de mama en pacientes de entre 24 y 44 años. A pesar de su escasa incidencia, tal y como explica el doctor Juan de la Haba, oncólogo médico y director de la Unidad de Mama e Investigación Clínica del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, investigador principal del estudio y miembro de GEICAM, “en los últimos años hemos observado un aumento del número de casos de cáncer de mama gestacional, asociado probablemente al retraso de la edad del primer embarazo.

Mujer con un embarazo tardío 

El perfil de la paciente es el de una mujer con un embarazo tardío, con más de 30 años, y en la que el tumor crece rápidamente”. Según este mismo estudio, la mitad de los tumores son triples negativos y basales, más agresivos y difíciles de tratar. Suelen ser casos más difíciles de detectar ya que durante el embarazo se producen muchos cambios en las mamas. Como afirman los doctores Antonio Cubillo, jefe de Servicio del Centro Integral Oncológico Clara Campal HM CIOCC, e Isabel Calvo, oncóloga adjunta de la Unidad de Mama del mismo centro, “generalmente, se suele diagnosticar porque la mujer se nota un nódulo, de crecimiento progresivo y que no desaparece, ya que durante el embarazo no se aconseja hacer mamografías para evitar radiaciones al feto”.

El tratamiento adecuado 

En cuanto al tratamiento, la quimioterapia es posible administrarla durante el segundo y el tercer trimestre de embarazo, pero la radioterapia está contraindicada para evitar radiaciones al feto y se suele administrar después del parto. Es posible intervenir a la madre durante la gestación. El tipo de cirugía dependerá de las características del tumor y del tiempo de gestación. El embarazo no obliga necesariamente a extirpar toda la mama.

Efecto protector del embarazo

El embarazo representa un factor protector frente al cáncer de mama, sobre todo cuando se produce a edades tempranas. Sin embargo, pasados los 30 años, la gestación está asociada a un incremento del riesgo de desarrollar un tumor. Tal y como señala el doctor de la Haba, “la maduración del tejido mamario finaliza con el primer embarazo y la lactancia. Sin embargo, cuando la gestación se retrasa, algo frecuente en las sociedades occidentales, las células han estado expuestas a diferentes carcinógenos durante mucho tiempo y es posible que el embarazo estimule el crecimiento anómalo de esas células ya dañadas previamente”.

Equipo multidisciplinar 

Los doctores del Centro Integral Oncológico Clara Campal HM CIOCC comentan que salvo casos tremendamente excepcionales, si se practica una medicina multidisciplinar de alto nivel y se da una información adecuada, se puede tratar el tumor de la madre y finalizar la gestación sin ninguna secuela para su hijo. De hecho, llevar la gestación a término no implica un peor pronóstico del cáncer.

Pruebas diagnósticas que no dañan el feto 

Hoy en día, interrumpir la gestación por la necesidad de realizar pruebas no está justificado ya que se pueden realizar pruebas diagnósticas, con ciertos matices, sin dañar al feto, como ecografías de mama, mamografías con radioprotección, ecografías abdominales y resonancias magnéticas sin contraste (aunque limitada por el volumen abdominal ya que esta prueba se hace en mesa prona: boca abajo).

Embarazos de alto riesgo 

Se consideran embarazos de alto riesgo, que deben ser controlados por unidades especializadas. Un ejemplo es HM Hospitales, donde se ha creado una unidad específica para tratar a pacientes con cáncer que estén embarazadas. En esta unidad trabaja un equipo multidisciplinar compuesto por oncología médica, oncología radioterápica, radiología, medicina nuclear, cirugía, ginecología, pediatría y psico-oncología, entre otros.

 

 

Por: Noelia Aragüete

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies