Moda y belleza

Cuando un cáncer de mama te lleva a crear bikinis
Cuando un cáncer de mama te lleva a crear bikinis
48 años ago

Cuando un cáncer de mama te lleva a crear bikinis

El cáncer​,​ por muy duro que sea,​ te permite sacar fuerzas insospechables escondidas dentro de ti que te llevan a cumplir sueños. Es el caso de Teresa, quien nos lo cuenta en primera persona. 

Mi nombre es Teresa Mas, y en 2012 me diagnosticaron cáncer de mama. En un primer momento no te lo crees porque siempre has llevado una vida sana y no entiendes que te tenga que tocar a ti. Sin embargo, después te das cuenta de la situación y de que tienes que afrontarlo todo con fuerza y luchar por toda la gente que te rodea y, sobre todo, por ti misma.

Entonces empezó todo: operaciones, radio, quimio… Fue bastante duro, ya que ves como tu cuerpo cambia por completo y de manera drástica. Además, debes adaptar tu vida a la enfermedad; vistes con más cuidado para que no se vean cicatrices o huecos, llevas peluca, te pintas las cejas… Muchas cosas que hacen que no llegues a ser la mujer que eras antes de la enfermedad. Un momento en el que se me juntaron todos estos problemas fue en verano.

El verano es una de mis estaciones favoritas, adoro pasarme horas y horas tomando el sol en la playa, y mi disgusto fue el no poder hacer esto por la cantidad de problemas que encontré para intentar hacerlo: que si no te puede dar el sol por la radio, que si ponte mucha crema para que no se te queden manchas, que si tienes que buscar un bikini especial… De este último problema, el bikini, nació mi idea.

Siempre he sido una mujer coqueta y femenina a quien le gusta ir a la moda, y no podía dejar que el cáncer cambiara esto. Por ello, busqué algún bikini para poder acomodármelo y adaptarlo a mi cuerpo, y lo encontré en América. Tuve que buscar tan lejos porque lo que veía por aquí me parecía muy de señora mayor, todo muy grande y con estampados que no eran de mi estilo. Así que en cuanto me reconstruyeron y me vi totalmente recuperada les conté a otras amigas mías afectadas mi idea; les hablé del problema que tuve a la hora de encontrar un traje de baño para mastectomizadas que no me sumara 20 años, y resultó que ellas se habían encontrado en la misma situación. Esta conversación y mi experiencia con la enfermedad se juntaron con mi afición a la moda y a la costura, y decidí, por fin, empezar con mi proyecto, Lasseda.

Me puse manos a la obra, pensando cómo un bikini podría tapar lo suficiente y dar seguridad sin dejar de ser bonito y juvenil. Un día, mi hija me enseñó un bikini que era como un top y que estaba muy de moda entre la gente joven, y de ahí fui cogiendo varias ideas y adaptando el bikini a las necesidades de las mujeres que habían perdido un pecho. Mi objetivo principal era que estas mujeres no dejasen de sentirse guapas y que cuando llegase el verano pudieran mirarse al espejo y volver a ver a esa mujer que disfrutaba del sol y del agua antes del cáncer.

Finalmente, el año pasado cumplí mi objetivo sacando a la venta estos bikinis; uno tipo ‘top, y otro con forma de V. Ambos  tienen un cierre grande para que sean seguros, tapan ciertas zonas a las que se suele dar radio y tienes una cinta debajo del pecho para que la prótesis no pueda caer y se note la diferencia con tu pecho. Además, este año lanzamos también bañadores, porque muchas mujeres nos los han pedido, y nuevos estampados para los bikinis.

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

CERRAR