Dossier

Los efectos secundarios de las terapias hormonales
Los efectos secundarios de las terapias hormonales

Terapias hormonales Foto by artsy vibes on unsplash

49 años ago

Los efectos secundarios de las terapias hormonales

El crecimiento y la diferenciación celular de algunos órganos y tejidos están regulados por hormonas, lo que hace que tumores que crecen en estas localizaciones puedan ser reducidos o frenados gracias a los tratamientos hormonales.

¿Qué es la terapia hormonal?

Se trata de un tipo de tratamiento contra el cáncer cuya finalidad es frenar el crecimiento de las células malignas, empleando fármacos que alteran la función de diferentes hormonas. La doctora Esther Holgado, oncóloga de la Unidad de Cáncer de Mama del Instituto Oncológico (IOB) y responsable de la Unidad de Inmuno-oncología de tumores de la mujer del Hospital Universitario Ramón y Cajal, nos explica que está indicado para tumores que dependen de las hormonas para su crecimiento como son el cáncer de mama y el de próstata. Sin embargo, también pueden tratarse con hormonoterapia el cáncer de ovario, endometrio o tumores neuroendocrinos.

¿Cuál es el objetivo de esta terapia? 

Entre un 60-70 % de los tumores de mama son del subtipo de receptores hormonales positivos (expresión de receptores de estrógenos y/o receptores de progesterona) y es el que responde a la terapia hormonal, no siendo esta eficaz en tumores como el HER2+ sin expresión de receptores o en el “triple negativo”. El tratamiento hormonal del cáncer de mama tiene por objetivo impedir que el estímulo estrogénico alcance, a través de la sangre, a las células tumorales, con lo que conseguimos detener su crecimiento.

¿Cómo evitar que los estrógenos alcancen los receptores hormonales de la célula tumoral? 

Se puede conseguirse de diferentes fórmulas:

  • Bloqueando la producción de estrógenos por el cuerpo de la mujer:
    • Si es premenopáusica, con los agonistas LH-RH (Ej: goserelina), que paralizan el funcionamiento de los ovarios.
    • Si es postmenopáusica, con los inhibidores de la aromatasa (Ej: anastrozol, letrozol, exemestano) (porque el cuerpo de la mujer, aunque sea postmenopáusica, se las arregla para seguir produciendo estrógenos, aunque en menores cantidades).
  • Bloqueando directamente los receptores en la célula tumoral, con lo que, aunque haya estrógenos, estos no pueden estimularla porque no tienen receptor al que unirse los antiestrógenos (Ej: tamoxifeno, fulvestrant).

¿Cómo se administra esta terapia? 

La mayor parte se toman en forma de pastillas, una vez al día. Solo los agonistas LH-RH y el fulvestrant se administran por punción (subcutánea o intramuscular), habitualmente, una vez al mes. A veces, puede ser conveniente o necesario combinarlos y usar dos fármacos (simultáneamente o uno seguido de otro en el tiempo).

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?

La duración dependerá de si el tratamiento se administra antes de la cirugía para disminuir el tumor (entre 3 y 6 meses), después de la cirugía para disminuir el riesgo de recaída (entre 5 y 10 años) o si la enfermedad se encuentra en un estadio avanzado, donde el tratamiento dependerá de la respuesta de cada paciente y de la evolución de la enfermedad.

Efectos secundarios más comunes                                                                                                                                                                  

Los más frecuentes son:

  • los sofocos
  • la sequedad vaginal,
  • la irritabilidad,
  • las molestias osteomusculares,
  • el insomnio,
  • la disminución de la líbido, etc.

Y en el caso del tamoxifeno, pero menos frecuentes:

  • el aumento del riesgo de complicaciones tromboembólicas como tromboflebitis en miembros inferiores,
  • el crecimiento anómalo de la mucosa del endometrio que en raros casos puede degenerar en un cáncer de endometrio
  • las alteraciones visuales y cataratas.

Como comenta la doctora Holgado, “los inhibidores de la aromatasa (letrozol, anastrozol, exemestano), empleados fundamentalmente en pacientes postmenopáusicas, aunque son fármacos que se toleran bien, pueden producir dolores de huesos y articulares, rigidez articular o tenosinovitis dolorosas que dificultan las actividades de la vida diaria y que en una de cada cinco mujeres obliga a suspender el tratamiento”.
Los agonistas de la hormona liberadora de hormona luteinizante (LH-RH) se usan en mujeres premenopáusicas a las que es conveniente inducir una menopausia precoz, con los efectos que ello conlleva.

El fulvestrant está indicado en pacientes con enfermedad diseminada que han progresado a un tratamiento previo y sus efectos más frecuentes son:

  • los sofocos
  • las náuseas
  • la cefalea
  • los dolores óseos y reacción en la zona de la inyección.

¿Se pueden paliar de alguna forma?                                                                                                                                                                       

Como comenta la doctora, en el caso del tamoxifeno para prevenir el riesgo de cáncer de endometrio se debe vigilar, periódicamente y mediante una ecografía vaginal anual, el grosor del endometrio durante el tiempo que se esté en tratamiento con el fármaco. Para evitar los fenómenos tromboembólicos, se deben evitar otros factores que pueden aumentar aún más el riesgo de esta complicación como:

  • el sedentarismo
  • la inmovilidad.

En el caso de los inhibidores de la aromatasa, los efectos adversos osteo-musculares pueden aliviarse con antiinflamatorios y sobre todo con ejercicio regular y vida activa.
Para prevenir la osteoporosis, se deben tomar suplementos de calcio y vitamina D durante el tratamiento y realizar densitometrías periódicas durante el mismo para recomendar o no el uso de otros fármacos (bifosfonatos, denosumab, vit D, calcio).menopausia,

 

Por: Noelia Aragüete Foto by artsy vibes on unsplash

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies