Estilo de vida

Ejercicios pélvicos o de KEGEL para prevenir la incontinencia
Ejercicios pélvicos o de KEGEL para prevenir la incontinencia
49 años ago

Ejercicios pélvicos o de KEGEL para prevenir la incontinencia

Como consecuencia de los partos y la edad, el suelo de la pelvis se relaja. Esto puede o no llegar a manifestarse en forma de incontinencia urinaria o prolapso genital.

 

La incontinencia urinaria consiste en la pérdida involuntaria de orina. En las mujeres el tipo más característico es la incontinencia del esfuerzo (al toser, correr, reír) seguida de la de urgencia, asociada a un deseo de miccionar intenso y frecuente.

El prolapso genital se refiere a la caída de ciertos órganos pélvicos a través de la vagina (vejiga y útero son los más frecuentes).

Es importante que evites el sobrepeso, la ropa muy apretada en la cintura, el estreñimiento y sobre todo, comenzar a realizar los ejercicios de Kegel.

Ante las pérdidas de orina siempre debemos consultar. Es posible aprender a regular el esfínter con ejercicios e informarnos de las técnicas quirúrgicas de sujeción de la vejiga con mallas.

Ejercicios pélvicos o de KEGEL

La estimulación y el desarrollo de los músculos de la base de la pelvis puede contribuir a evitar o mitigar la caída de órganos como el útero, la vejiga o el recto y a prevenir la incontinencia urinaria y ayuda a intensificar y alargar el placer durante las relaciones sexuales coitales.

Es recomendable practicar estos ejercicios en la preparación del parto para recuperarnos lo antes posible. Cuando hacemos ejercicios abdominales en el posparto sin recobrar el tono de los músculos pélvicos, se recupera la pared del vientre, pero se favorece el descenso de los órganos pélvicos.

Cómo hacer los ejercicios

  • Primero hemos de localizar y sentir los músculos. Una buena forma para localizarlos es separar bien las piernas, empezar a orinar e intentar detener el líquido de forma intermitente hasta vaciar la vejiga.
  • Una vez localizados, para aprender hemos de apretar o contraer el músculo contando hasta cinco, después relajarlo otros cinco segundos. Repetirlo varias veces hasta sumar dos minutos.
  • Para que sea eficaz hemos de practicarlo un mínimo de cinco veces al día.
  • Los ejercicios se podrán hacer en cualquier momento: sentada, de pie, acostada, mientras ves la tele o esperas el autobús.

Algunas de nosotras no podemos detectar con facilidad los músculos del suelo pélvico, debido a que las contracciones son muy tenues. En estos casos te puede resultar beneficioso el usar conos vaginales, aumentando su tamaño y peso. Las bolas chinas sirven para mejorar la sensibilidad muscular.

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies