Investigación

El futuro de la oncología de precisión
El futuro de la oncología de precisión

oncología de precisión

48 años ago

El futuro de la oncología de precisión

La teranóstica, biopsia líquida, integración de ‘las ómicas’ y el  análisis de las ventajas y deberes de las plataformas genómicas son el futuro de la oncología de precisión.

Encuentro entre expertos sobre el futuro de la oncología de precisión

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, CNIO, de Madrid  acaba de reunir a oncólogos y expertos en biotecnología en un encuentro organizado por el Dr. Jaume Capdevila, del Instituto Tecnológico de Centro Médico Teknon y Hospital Universitario Vall d’Hebrón en Barcelona; el Dr. Enrique Grande, de Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, y Fundación Quirónsalud.

En este encuentro se han señalado las bases del futuro de la oncología de precisión articuladas en cuatro pilares: teranóstica, biopsia líquida, integración de ‘las ómicas’ y análisis de las ventajas y deberes de las plataformas genómicas.

Teranóstica

Este año, el Simposio ha girado en torno al concepto de ‘teranóstica’, que supone la combinación de diagnóstico y tratamiento guiado por estrategias genómicas. BioSequence, único centro en España que realiza análisis genómicos avanzados para todo tipo de cáncer y primera compañía en introducir los últimos avances en Oncología de Precisión a la práctica clínica española, ha vuelto a estar presente en el evento y ha aportado su conocimiento en esta materia.

Adriana Terrádez, cofundadora y directora general para España, Latinoamérica y Portugal de BioSequence, una compañía de OncoDNA, ha explicado que “actualmente la teranóstica se está aplicando de manera paulatina en la práctica clínica española”. Sin embargo, queda mucho por hacer, precisa, porque “en los hospitales se están haciendo estudios de genes individuales y se están relacionando las alteraciones en estos genes con los tratamientos que tenían una mayor efectividad, pero ya se sabe que los tumores no suelen tener una única mutación y hay que comprender bien todo el conjunto para tomar mejores decisiones”.

Su compañía biotecnológica va un paso más allá porque intenta “proponer soluciones con paneles genéticos mucho más amplios, mucho más extensos, que al final nos permiten tener una fotografía más completa de la evolución del tumor y de su comportamiento y así ofrecer nuevas opciones terapéuticas a los pacientes y además verlos desde todo tipo de punto de vista molecular: desde la expresión de las proteínas, las mutaciones en el DNA hasta la aparición de fusiones y reordenamientos e incluso capturar la posible heterogeneidad con la biopsia líquida”, intentando “caracterizar los tumores de manera muy detallada”.

Biopsia líquida

El segundo pilar de la próxima oncología de precisión fue abordado tanto por el Dr. Enrique Lastra (Hospital Universitario de Burgos) como por el Dr. Ramón de las Peñas (Hospital Provincial de Castellón): la biopsia líquida. El primero ha apuntado los beneficios para el paciente: es un método de análisis “no invasivo mediante fluidos corporales”, es “capaz de medir cualquier alteración genómica o epigenómica”. “Detecta lo que realmente ocurre en el tumor y es una potente herramienta diagnóstica y muy dinámica, útil en cualquier fase del cáncer, y cuando no existe tejido sólido la biopsia es la única posibilidad de análisis tumoral y cuando lo hay es una buena alternativa”, ha precisado.

Además, el Dr. Enrique Lastra ha afirmado que “hay que seguir avanzando en el uso de biopsia líquida en tumores de origen desconocido para determinar la heterogeneidad tumoral y trabajar no solo con marcadores con valor predictivo ya conocidos sino también descubrir marcadores predictivos nuevos”.

En el caso de uso de plataformas genómicas que combinan el análisis de biopsia líquida y sólida en tumores infrecuentes ya “dos de cada tres pacientes forman parte de casos en los que el resultado va a dar un valor tanto diagnóstico como terapéutico y se da un 55  % de cambio del tratamiento por parte de oncólogos, en lugar del que inicialmente habían pensado”, ha señalado el Dr. Ramón de las Peñas.

El  oncólogo experto del Hospital Provincial de Castellón ha puesto de relieve la necesidad de utilizar test que combinen ambos tipos de biopsia, como el análisis OncoSTRAT&GO, de BioSequence, que sumado al análisis de ultrasecuenciación en biopsia sólida y líquida, añade análisis inmunohistoquímicos y otras pruebas adicionales como metilación, fusiones de genes e inestabilidad de microsatélites, aumenta el número de pacientes que se benefician de terapias dirigidas y potencia la eficacia de tratamientos tradicionales como las quimioterapias.

Así, con herramientas de utrasecuenciación, solo el 80 % de los pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas se benefician de terapia dirigida, frente a un 100 % que veríamos con estudios como el de OncoSTRAT&GO, y no habría pacientes que se pudiesen beneficiar de usos más racionales de quimioterapias si sólo hiciésemos utrasecuenciación, pero sí si lo combinásemos con otros estudios más exhaustivos como los de BioSequence. Otro ejemplo con notables diferencias sería el de cáncer de ovario, en el que solo a un 67 % de los casos se le ofrecería opciones de terapias dirigidas al hacer sólo ultrasecuenciación, frente a un 100 % si hiciésemos ultrasecuenciación y otros análisis, y lo mismo para la quimioterapia, en el que el ratio mejoraría del 33 % al 83 %.

Ventajas y deberes de las plataformas genómicas

Además, el Dr. Ramón de las Peñas ha enumerado en el III Simposio Nacional de Genómica aplicada en Oncologíalas ventajas de las plataformas genómicas tanto de cara a médicos como a pacientes.

Suponen un “apoyo a los especialistas para tomar decisiones terapéuticas”, por la selección de un tratamiento aprobado para la indicación en base al marcador detectado, por la detección de alternativas de tratamiento y tratamientos ‘off-label’, por la identificación de pacientes elegibles para ensayos clínicos de nuevas moléculas prometedoras y por permitir la monitorización personalizada de la enfermedad.

Son de utilidad para pacientes porque les ayudan a evitar tratamientos excesivos o efectos secundarios innecesarios, les ayuda a recibir el tratamiento dirigido a las características del tumor y les permiten beneficiarse de un tratamiento que no había sido considerado.

Pero no todo vale para que una plataforma genómica sea útil. El Dr. Andrés García-Palomo (Hospital de León) ha señalado que estas herramientas deben tener validez analítica, validez clínica y utilidad. No se trata solo de cumplir con la validez analítica sino también de tener la capacidad de definir grupos de pacientes (validez clínica) y luego ver la diferencia de cómo afecta el decidir usar los resultados o no (utilidad).

Integración de las ómicas

El Dr. Jesús García Foncillas, director de la División Oncología Traslacional del Instituto de Investigación Sanitaria Fundación Jiménez Díaz- Universidad Autónoma de Madrid, ha impartido la ponencia ¿Qué ‘ómica’ será la próxima en añadirse a la práctica clínica?, y ha realizado un recorrido por la genómica, el epigenoma, la proteómica y la proteogenómica y la radiómica, pasando por la metabolómica y la glicómica. Ha concluido que el futuro pasa por la integración de todas estas ‘ómicas’ para obtener un modelo clínico- molecular del paciente.

 

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies