Estilo de vida

Este fin de año, no tengas el alma en pena
Este fin de año, no tengas el alma en pena
48 años ago

Este fin de año, no tengas el alma en pena

Me parece apropiado compartir estos consejos extraídos del libro ‘Soy lo mejor que me ha pasado’ (RBA), de Rosetta Forner. Es bueno recordar estos 13 puntos en esta época y también durante todo el año. Cómo se vivan las Navidades depende de uno mismo. La actitud es fundamental. Hoy debe ser un gran día. Vive estas fiestas como si no hubiese un mañana. Carpe diem. Es la forma de vivir cada día a tope, como si mañana no estuviese aquí. Así, cuando nos vayamos de este mundo, nos iremos con las alforjas del alma llenas de amor, alegría y el sentido de haber disfrutado de nuestros días en la Tierra, donde importa más la ‘calidad’ que la ‘cantidad’.

 

1. La vida es demasiado corta para malgastarla en naderías o pasarla en compañía de gente que no valora el ser tan maravilloso que eres. A partir de ahora, solo relaciónate con gente que te valore. Así que, empieza por ti mism@.

2. Ser feliz y estar feliz no son lo mismo. Podrás ‘ser’ feliz y en cambio no ‘estar’ feliz. Cuando las circunstancias de la vida te sean adversas, aunque ‘seas’ alguien feliz, la tristeza visitará tu corazón. Nunca te resistas a vivir la tristeza o el dolor de una pérdida, solo así conservarás tu ‘ser feliz’. Las personas verdaderamente felices son aquellas capaces de adaptarse a las circunstancias y experimentar todas las emociones sin perder su alma. Cuanto menos te resistas, más fluirás, con lo cual, a la larga te hará ser más feliz.

3. ABRE LA ‘CAJA FUERTE’ de tus recuerdos. Usa tu RIQUEZA INTERIOR para facilitarte la vida y hacértela más agradable.

4. Desenchúfate de los malos rollos, rabias, enfados, y malas ‘energías’. En su lugar, practica las ‘energías renovables’. RENUEVA TU ENERGÍA INTERIOR CADA DÍA.

5. Si te ‘aprieta el zapato’ de una relación sentimental o laboral, tira el zapato y búscate otro par. Pero jamás de los jamases te ‘cortes el pie’ ni ‘lo encojas’. Porque si encoges tu pie, ¡te encoges tú!

6. PLANCHA TUS ARRUGAS VITALES y estírate. Atrévete a probar cosas nuevas, a ir de viaje en tu propia compañía, a estudiar algo diferente, a hacer algo ‘loco’… Dale uso al ‘elixir rejuvenecedor’ que hay en tu alma. Tómatelo cada mañana al despertar y al ir a dormir.

7. RELÁJATE. Aminora la marcha. Di adiós al estrés. Deja de correr hacia ninguna parte y empieza a disfrutar del cielo: mira las nubes y déjate abrazar por la inspiración y la magia que hay en cada latido de la Vida.

8. DEJA QUE TU ÁNGEL custodio se ocupe de ti. Tú ‘siembra’, haz bien tu parte y permite que tus sueños se gesten. Están bien supervisados, pues el Universo entero se ocupa de ti. ¡CONFÍA!

9. Date vacaciones de ti mism@: deja ya de darte la lata con preocupaciones y obsesiones varias. Solo conseguirás un dolor de cabeza, noches de insomnio y despertares resacosos. Mejor, manda a tu ‘yo-toca-pelotas’ de vacaciones con billete de ida y ¡sin el de vuelta!

10. Límpiate de miedos, complejos, rencores, rabias y tonterías varias. TIRA DE LA CADENA DE TU WC INTERIOR y líbrate de la ‘porquería’ existencial por siempre jamás.

11. DEJA DE PONERTE ‘TIRITAS’, no más vendarte las ‘heridas emocionales’. En su lugar, ponte unas gotas del mejor elixir ‘curalotodo’: ¡EL AMOR!

12. Tira a la basura todos los ‘recibos’. Limpia tu vida de ‘facturas’ innecesarias, lo cual significa no comprar lo que no necesitas, no pedir un crédito si no es imprescindible e innegociable, no aguantar en un trabajo donde no te valoran, no tener un coche que no puedes pagar solo porque esperabas que te subiese la autoestima… Soportar una relación solo por no verte cada día en compañía de la soledad.

13. No tengas a nadie en tu cabeza sin pagar alquiler. No es bueno para la salud física y espiritual aferrarse a rencores, odios, guardar malos recuerdos, almacenar sueños rotos, ni amores que no te quisieron querer o no pudieron ser. Échalos, limpia tu interior, píntalo con nuevos colores, y dedícate a fabricar nuevos sueños; a darle la bienvenida a lo ‘de lo bueno, lo mejor’ para ti. Tu casa interior debe ser el edificio más bello del lugar.

Por: Rösse Macpherson

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies