Psicología

IAA: la mejor terapia es la que no lo parece
IAA: la mejor terapia es la que no lo parece

IAA: la mejor terapia no es lo que parece

48 años ago

IAA: la mejor terapia es la que no lo parece

Las intervenciones asistidas con animales (IAA) mejoran las habilidades motrices, cognitivas, comunicativas y emocionales tanto en niños como en adultos.

Terapias con animales

Las intervenciones asistidas con animales (IAA) consisten en la participación de animales en intervenciones terapéuticas o educativas, con la finalidad de promover mejoras a nivel físico, social, emocional, educacional y/o cognitivo de la persona. “No se trata de terapias alternativas, son programas complementarios donde el animal resulta un elemento motivador y facilitador de la terapia/educación, convirtiéndose en una gran ayuda para el terapeuta o educador”, dice Maylos Rodrigo, doctora en medicina, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y experta universitaria y técnica en Intervenciones Asistidas con Animales. Y es que “la mejor terapia es la que no parece terapia”.

Perros y caballos como coterapeutas 

Los animales coterapeutas más utilizados son los perros y los caballos. Según la especialista en IAA con perros desde el año 2007, “estos programas pretenden mejorar la calidad de vida de las personas a lo largo de todo su ciclo vital. Favorecen la creación de un vínculo emocional entre la persona y el perro de terapia. Este vínculo ayuda a desarrollar y mejorar las habilidades motrices, cognitivas, comunicativas y emocionales tanto en niños como en adultos. “Desde el año 2008, en el CAP Bordeta-Magraners de Lleida (ICS), que pertenece a l’Institut Català de la Salut (ICS), y donde soy médico de familia, estamos realizando terapia asistida con perros. También se aplican las IAA en el Hospital Maternoinfantil de Sant Joan de Déu de Barcelona y en el Hospital Torrejón de Ardoz de Madrid”, dice Maylos Rodrigo. Según comenta, la presencia del perro consigue generar un ambiente terapéutico más distendido y relajado. “Puede hacer sentir al paciente más cómodo, facilitando la relación y la comunicación con los profesionales de la salud. Mejora las relaciones afectivas y canaliza los sentimientos. Aumenta la motivación para participar en la terapia, disminuye la ansiedad y aumenta la sensación de bienestar”. Los colectivos que pueden beneficiarse de estas intervenciones son muchos y muy diversos, como niños con necesidades educativas especiales o niños afectados por diferentes trastornos: TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad), TEA (trastorno del espectro autista), TGD (trastorno generalizado del desarrollo) o parálisis cerebral, así como en ancianos con deterioro cognitivo, personas con discapacidad física y/o psíquica o pluridiscapacidad o en personas hospitalizadas como pacientes con cáncer, entre otros.

Impactos de la IAA

Según Maylos Rodrigo, “actualmente, existen muchos estudios y bibliografía científica publicada que avalan los beneficios de las IAA”. En el caso específico de los pacientes con cáncer, encontramos, por ejemplo, el estudio de Fleishman realizado en el centro médico Monte Sinai de Nueva York, que evaluó la eficacia de visitas de perros de terapia a enfermos de cáncer de cabeza y cuello mientras estaban recibiendo tratamiento intensivo multimodal concomitante con radioterapia y quimioterapia. El objetivo fue valorar el impacto en la percepción de la calidad de vida de los pacientes y encontraron una mejora significativa en el bienestar emocional y el bienestar social (1). Según Urbanski, de la Universidad de Yale, las IAA  pueden mejorar el dolor, las dificultades de adaptación, el estado de ánimo y los síntomas en pacientes pediátricos hospitalizados por cáncer, mejorando la calidad de vida en general (2). El objetivo de White y su equipo era evaluar la experiencia de tener presente un perro de terapia durante las sesiones individuales de asesoramiento a pacientes diagnosticados de cáncer de mama. Participaron ocho mujeres de 39 a 61 años, y la mayoría consideraron la experiencia positiva y destacaron como beneficios que facilita un mayor compromiso y revelación personal. Desde una perspectiva clínica, las IAA promovieron una mejor comunicación con los profesionales de la salud (3).

Interacción perro-paciente 

“La periodicidad de las sesiones la pautan los profesionales de la salud y puede variar en función de los objetivos a trabajar; las más frecuentes suelen ser las sesiones semanales”, comenta Maylos Rodrigo, quien también trabaja como técnico en (IAA) en la Asociación Ilerkan. “En función de unos objetivos que el profesional de la salud propone trabajar, se consensuan, por parte de los diferentes miembros del equipo, los ejercicios que realizaremos en cada sesión. El perro resulta un apoyo emocional para el paciente y un elemento motivador muy potente. En los ejercicios se favorece la interacción paciente-perro”. Además, el lugar de la intervención puede variar, “la accesibilidad del perro hace que podamos desplazarnos al domicilio del paciente, a un centro hospitalario, centro residencial o socio sanitario, etc.”.

Objetivos de la IAA               

La doctora Rodrigo destaca que “las IAA siempre deben ser dirigidas por un profesional de la salud (médico, fisioterapeuta, psicólogo, terapeuta ocupacional, logopeda, etc., en función de los aspectos a trabajar), con objetivos médicos y donde el progreso debe ser evaluado. Eso las diferencia de la educación asistida con animales (EAA), que debe ser dirigida por un profesional de la educación, y de las actividades asistidas con animales (AAA), que son de carácter más lúdico y sin unos objetivos preestablecidos”.

 

 

 (1) (Fleishman SB, Homel P, Chen MR, Rosenwald V, Abolencia V, Gerber J, Nadesan S. Beneficial effects of animal-assisted visits on quality of life during multimodal radiation-chemotherapy regimens. J Community and SupportiveOncology. 2015;13(1):22-26).
(2) (Urbanski BL, Lazenby M. Distress among hospitalized pediatric cáncer patients modified by pettherapy intervention to improve quality of life. J PediatrOncolNurs. 2012 Sep-Oct;29(5):272-82).
(3) (White JH, Quinn M, Garland S, Dirkse D, Wiebe P, Hermann M, Carlson LE. Animal-Assisted Therapy and Counseling Support for Women With Breast Cancer: An Exploration of Patient’s Perceptions. IntegrCancerTher. 2015 Sep;14(5):460-467).
Por: Paola García Costas

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistarose.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

CERRAR