En portada

Parches pirata para mujeres valientes
Parches pirata para mujeres valientes

Parche pirata negro

48 años ago

Parches pirata para mujeres valientes

Una nueva prenda de lencería para mujeres con mastectomía que no quieren llevar prótesis externa pero desean sentirse sexys y femeninas.

Cómo nace el parche pirata

Noelia fue diagnosticada de cáncer de mama en 2015. Ella lo vivió como una aventura, no tenía miedo, quería tomar sus propias decisiones y optó por no reconstruir su pecho. Su antigua lencería ya no tenía sentido sin un pecho, así que un día, frente al espejo, cortó un sujetador convencional y lo colocó sobre su cicatriz. A su marido y a ella les divirtió la idea, y lo que empezó como una especie de juego se convirtió en realidad. Así diseñó una prenda a modo de parche para adornar su nuevo cuerpo.

Sexualidad, glamour y cicatrices  

Ella se describe como una mujer a la que le gusta disfrutar de su sexualidad. “Me gusta estar desnuda y sé que hay belleza en las cicatrices; todo el mundo debe disfrutar de un poco de glamour. Quería una lencería que hablara de diversión y flirteo y también de un poco de lujuria e indulgencia, y si se puede combinar con belleza y comodidad, aparece un pequeño tesoro”.

Celebración de la aceptación 

“La idea no es esconder la cicatriz de la mastectomía sino una celebración de la aceptación. Es un parche que cubre la cicatriz pero que también la subraya; no niega el daño ni lo oculta”, afirma su creadora. De ahí el nombre de la marca, Anna Bonny, como la pirata irlandesa, una mujer valiente que en el siglo XVIII no ocultó su bisexualidad y desapareció misteriosamente la noche antes de ser ejecutada.

Edición especial y parches únicos

Los parches están hechos a mano en un taller en España con las mejores materias primas: seda inglesa, algodón orgánico, cachemira de Loro Piana y cintas de Mokuba. Incluso la caja que los envuelve está hecha a mano, algo que convierte cada pieza en única y muy especial. En esta primera colección se encuentran modelos con lentejuelas de colores, una edición especial con lentejuelas negras y rojas, creaciones de tul de seda, algunos reversibles y en distintos colores…

Además, en el proyecto han colaborado amigos íntimos de Noelia, como los diseñadores Richard Capstick, Tatiana Almagro de Magnolia Antic y Jessica Palazzo. Y ha contado con la ayuda del estudio de diseño Bendita Gloria para crear la imagen corporativa de la marca.

Una prenda asequible 

Pretende ser un comercio responsable y sostenible en el que el precio no debe ser una limitación, por ello, en la web está disponible de manera gratuita el patrón para que lo puedas descargar e incluso puedes customizar y crear tu propia prenda. Una enfermera y una estudiante de patronaje se han puesto en contacto con Noelia para contarle sus impresiones.  A ella le gustaría que más gente le contara cómo se siente con su nueva prenda.

Una alternativa para las mujeres que no quieren reconstrucción

Este parche da pie a una nueva categoría de producto, ya que no es un sujetador. De momento, solo se puede adquirir en su web. Sirve para aquellas mujeres que han optado por no reconstruirse el pecho o incluso para aquellas que estén esperando a la operación. A las mujeres que están pasando ahora por un cáncer de mama, Noelia les aconseja que “consideren todas las alternativas posibles y que tomen sus propias decisiones; que no se dejen llevar por el miedo, las prisas o la opinión ajena”.

Por: Noelia Aragüete

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistarose.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

CERRAR