Dossier

El precio de los medicamentos contra el cáncer
El precio de los medicamentos contra el cáncer

Precio de los medicamentos Foto NeONBRAND on Unsplash

49 años ago

El precio de los medicamentos contra el cáncer

Los medicamentos contra el cáncer vienen más y con mayor eficacia, pero… ¿cómo pagarlos?

 

Uno de los retos en el campo de la oncología es hacer compatible la financiación de los medicamentos, de coste muy elevado, con la sostenibilidad del sistema sanitario.

Precio de los medicamentos Foto NeONBRAND on Unsplash

El precio de los avances 

Los pacientes disponen cada vez de más tratamientos, más eficaces y específicos, que han conseguido un aumento de su esperanza y calidad de vida. Sin embargo, estos avances terapéuticos tienen un precio. El coste en investigación y desarrollo de un nuevo fármaco alcanza los 2.400 millones de euros y es un proceso que dura entre 12 y 13 años, según la patronal del sector, Farmaindustria.

Coste de los medicamentos 

El coste de los fármacos contra el cáncer en España supone el 10 % del gasto farmacéutico total. La cifra se ha mantenido estable desde el año 2009, a pesar de la incorporación de 33 nuevos antitumorales del 2012 al 2016 y del aumento de la incidencia del cáncer, debido al envejecimiento de la población, el diagnóstico precoz y los hábitos de vida poco saludables.

Plantear mecanismos para pagar los fármacos 

Son previsibles tensiones presupuestarias para poder costear los nuevos fármacos, entre otros motivos porque se cuenta con nuevos tratamientos, como la inmunoterapia, y con avances en la oncología de precisión. Esto ha comportado nuevos medicamentos, cada vez más específicos pero utilizados por pocos pacientes, cuando los costes en I+D no son distintos al resto de fármacos. Por tanto, es necesario plantear mecanismos para pagarlos.

Más que un gasto, una inversión

Desde Farmaindustria hacen hincapié en los resultados positivos de las innovaciones en oncología que han permitido que el 70 % de pacientes sobreviva al menos cinco años tras el diagnóstico. Además, más allá del gasto inmediato, producen ahorros en recursos sanitarios y en costes laborales, al evitar el absentismo y las bajas. Esta visión es compartida por la compañía farmacéutica Pfizer, que incide en que la entrada de nuevos fármacos genera ahorros para el sistema gracias a su eficacia, ya que permite una prolongación de la supervivencia y un aumento de la calidad de vida.

¿Acuerdos a la vista?

El secretario general de Sanidad, José Javier Castrodeza, afirmó el pasado marzo ante la Comisión de Sanidad del Senado que, por la necesidad de sostenibilidad y como consecuencia de los elevados precios solicitados para muchos medicamentos, se ha avanzado en acuerdos que posibiliten su financiación, como los techos máximos de gasto. Mediante este mecanismo se fija una cantidad de gasto para el medicamento con una duración determinada y el laboratorio absorbe el total del coste del fármaco una vez superada dicha cifra. Otras opciones son el coste máximo por paciente y el riesgo compartido, por el que el sistema solo abona al laboratorio el precio estimado en aquellos pacientes donde el tratamiento funciona.

Encontrar soluciones 

Desde Pfizer también confían en encontrar mecanismos “creativos” para asumir todo lo que está por llegar en cuanto a innovación oncológica. “Sabemos que el área del cáncer está experimentando una transición hacia una medicina cada vez más personalizada y dirigida a grupos de población más reducidos, lo que nos llevará a la necesidad de crear fórmulas de financiación más complejas”, sostienen.

Un pacto nacional para poder asumir el gasto

Profesionales, portavoces políticos e industria farmacéutica reclaman un gran pacto nacional que permita la incorporación de los nuevos fármacos, según se puso de manifiesto en el VI Foro de la Fundación ECO para la Excelencia y Calidad en la Oncología celebrado el pasado marzo en Madrid. En esta jornada se reivindicó la necesidad de establecer nuevos criterios a la hora de determinar el precio de los fármacos. Si bien aportan una elevada eficacia en determinados grupos de pacientes, son necesarias mayores evidencias científicas de su potencialidad y un mayor esfuerzo de la Administración para facilitar la introducción de las terapias a un precio más reducido.

Acceso igual para todos 

Otro de los retos es garantizar que el acceso a los medicamentos es igualitario en todas las comunidades autónomas, a través de una cartera de servicios básica. Un informe del año 2016 realizado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) evidencia la heterogeneidad autonómica en el acceso a los fármacos, en tiempos y en criterios de utilización. Esta organización propone una homogeneización y un aumento de la transparencia en la accesibilidad a los medicamentos, así como medir resultados en salud utilizando indicadores comunes para los diferentes tumores.

Defender los derechos de los pacientes 

‘No es Sano’ es una plataforma de organizaciones para la defensa del derecho al acceso de los medicamentos. Está promovida por entidades como la Organización Médica Colegial o la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria.

¿Se benefician los laboratorios de los medicamentos contra el cáncer?

El pasado abril publicó un informe que acusaba a la industria farmacéutica de beneficiarse de los medicamentos contra el cáncer.  Su precio se ha duplicado en 10 años lo que ha supuesto elevados ingresos para los laboratorios. La plataforma argumentaba que esto ha sido posible gracias a la importante inversión pública en investigación de muchos fármacos. Farmaindustria emitió un comunicado de respuesta con las explicaciones mencionadas más arriba, aclarando que 8 de cada 10 ensayos clínicos aprobados en España están promovidos directamente por las compañías farmacéuticas, que se hacen cargo de toda su financiación.

Sistema de propiedad intelectual: ¿falta de transparencia? 

‘No es Sano’ también criticaba el sistema de propiedad intelectual.  Considera que “deja en manos de las compañías farmacéuticas la fijación de los precios de los fármacos, y a un marco regulatorio poco transparente que beneficia a la industria en detrimento del interés público”. Farmaindustria replicó que el sistema de patentes ha logrado “garantizar la inversión en I+D en un ámbito de tan alto riesgo como el de los medicamentos. Genera además, una vez que finaliza la protección del nuevo fármaco, una gran reducción del precio que permite a su vez liberar recursos para atender otras necesidades”.

Cómo se fija el precio de los medicamentos

El procedimiento para decidir la financiación pública de los medicamentos y la fijación de su precio es complejo. Para incluirlos en la prestación farmacéutica se tiene en cuenta la gravedad de la enfermedad, el valor terapéutico del fármaco, el grado de innovación, los estudios disponibles y el impacto presupuestario sobre las arcas públicas.

Tras la autorización del medicamento, el Ministerio de Sanidad elabora un informe sobre la solicitud de financiación pública por parte del laboratorio. Acto seguido quien fija el precio es la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos, formada por los ministerios de Sanidad, Economía y Hacienda y por representantes de las comunidades autónomas, asesorados por expertos.

 

Por: Lucía Gallardo Foto: NeONBRAND on Unsplash

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies