Tus derechos

¿Qué pasa con el carné de conducir si tienes leucemia?
¿Qué pasa con el carné de conducir si tienes leucemia?
48 años ago

¿Qué pasa con el carné de conducir si tienes leucemia?

_main_image_120992_50e569b0b19df

Tal vez no te hayas dado cuenta de que ser o haber sido paciente de cáncer puede tener repercusiones en algunos aspectos de tu vida cotidiana y una de las restricciones más conocidas es la del carné de conducir, sobre todo si padeces algún tipo de cáncer hematológico como la leucemia, por ejemplo.

Durante los tratamientos, los pacientes con cáncer tienen ciertas limitaciones a la hora de conducir derivadas de los efectos secundarios de las terapias. Algunas de estas limitaciones se mantienen una vez finalizado el tratamiento. Así ocurre, con frecuencia, en las personas que reciben terapias de mantenimiento (las que se administran durante un período de tiempo determinado tras la remisión inicial del tumor, con el fin de evitar una recaída).

En algunos casos, las terapias de mantenimiento se prolongan en varios años. En función del medicamento que te receten, tu capacidad de conducir se verá limitada y,  por tanto, no podrás renovar el carné, examinarte por primera vez ni conducir mientras lo estés tomando. Es aconsejable que preguntes a tu oncólogo si tu medicación puede interferir, de alguna manera, en tus habilidades para conducir, ya que, en muchos casos estas cuestiones pasan desapercibidas en las consultas.

Hay otra situación en la que un superviviente puede sufrir limitaciones legales a la hora de conducir. Según la normativa recogida en el anexo IV del RD 818/2009, la obtención y la prórroga del permiso de conducir también se ve limitada en personas que han sufrido un cáncer hematológico. La ley establece que, para poder conducir, deben haber transcurrido, al menos, tres meses desde la finalización del último ciclo de tratamiento y, además, el superviviente debe contar con un informe favorable de un hematólogo. En estos casos, el período máximo de vigencia del permiso de conducir se fija en tres años, muy lejos de los diez que establece la ley de manera general. Estas restricciones no desaparecerán hasta pasado diez años de la remisión completa, acreditada con un informe favorable de un especialista.

 

 

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

CERRAR