Dossier

Cómo se afronta el cáncer según el sexo
Cómo se afronta el cáncer según el sexo
48 años ago

Cómo se afronta el cáncer según el sexo

Los hombres y las mujeres generalmente encajan de forma diferente las enfermedades, sus síntomas, sus tratamientos y sus consecuencias. Pero no debemos dejarnos vencer por los estereotipos: ni ellos son tan ‘introvertidos’, ni ellas tan ‘emocionales’.

Es fácil, muy fácil, caer en la tentación de juzgar y etiquetar las reacciones, los comportamientos o los sentimientos de las personas solo por su género. Un ejemplo: anticipar cómo por el mero hecho de ser hombre o ser mujer cada uno de ellos va a afrontar de forma distinta un diagnóstico como el de cáncer.

como se afronta el cáncer según el sexo

 

La doctora Silvia Echavarría Doussot, psicooncóloga, colaboradora del instituto de técnicas avanzadas contra el cáncer (iTAcC), explica: “hablar de diferencias a la hora de enfrentarse al cáncer en sí mismo es arriesgado, ya que no existe un patrón a seguir. Hablar de etiquetas a veces reconforta y nos permite comprender cómo funciona la otra persona, otras veces nos limita. Cada individuo responde en función de su experiencia vital, sus factores de personalidad, el tipo de cáncer o los estresores externos actuales, entre otros muchos condicionantes”.

Pero se puede hablar de algunos rasgos comunes. Como aclara el doctor José Luis Carrasco, catedrático de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid y jefe de la primera unidad especializada en España de personalidad y comportamiento del hospital Ruber Juan Bravo, del grupo Quirón-Salud: “los hombres y las mujeres presentan dos aspectos claramente diferentes en su forma de interactuar con el mundo. Porque ellas tienen más capacidad para la manifestación verbal de las emociones, aspecto que ha podido ser corroborado con pruebas de neuroimagen, que revelan una mayor funcionalidad de las áreas verbales cerebrales. Sabemos que la mujer es más capaz de expresar sus miedos y expectativas sobre su cáncer y de convertirlo así en un evento colectivo y efectivo en su grupo social, con todo el efecto amortiguador que esto contiene”. Sin embargo, detalla este experto, “el hombre tiende a llevar sus miedos internalizados y evita enfrentarse a ellos mediante posturas minimizadoras y de evasión, con toda la carga de soledad interior que conlleva”.

De hecho se sabe que la personalidad es el conjunto de comportamientos que tendemos a realizar más a menudo, de ahí que se puedan cambiar, porque se adquieren desde la herencia genética y desde el aprendizaje, pero sobre todo por este último factor. De ahí que las mujeres sean más comunicativas, es un hecho cultural.

La revista Journal of Behavioral and Experimental Economics se hacía eco recientemente de un estudio sobre género y personalidad que analizaba cómo las personas hacen frente a la enfermedad física y mental. Los investigadores, dirigidos por Robert LVRnman, profesor del Departamento de Ciencias Económicas de la Washington State University, en colaboración con Dusanee Kesavayuth y Vasileios Zikos, de la Universidad de la Cámara de Comercio de Tailandia, constataron: “la personalidad afecta al manejo de la enfermedad cuando hablamos del sexo femenino, mientras que en el caso del masculino este factor no influye, todos reaccionan de la misma manera”.

Al parecer, según el estudio, “los hombres sufren menos que las mujeres por las enfermedades de un solo síntoma, pero se ven más afectados cuando hay más de uno. El número de síntomas, en cambio, al parecer, no modifica el sufrimiento de las mujeres”. Por lo tanto, parece que existe más variabilidad en la forma de reaccionar de las mujeres, mientras que ellos lo hacen de una manera más similar.

La Sociedad Americana de Oncología (ASCO) asevera: “la mayoría de las personas necesita tiempo para asimilar que tiene cáncer. Necesita tiempo para pensar sobre qué es lo importante en su vida y para obtener apoyo de sus seres queridos. Es un momento emocionalmente difícil. Es natural experimentar sentimientos de incredulidad, impacto, miedo y enojo. Estos sentimientos utilizan una gran cantidad de energía mental y pueden incluso hacer más difícil asimilar y comprender toda la información proporcionada por el equipo de atención médica”. Por todo esto, tanto ellos como ellas, probablemente, “necesitarán algo de tiempo para digerir la noticia y entender su diagnóstico, así como lo que implican las opciones de tratamiento”.

Según los especialistas consultados por LVR, la forma como un hombre o una mujer encara el cáncer depende del apoyo familiar, el medio social, los factores individuales e, incluso, en el caso de las mujeres, del rol adquirido en la familia. Como aclara la doctora Silvia Echavarría, “desde mi experiencia, los varones generalmente manifiestan más la necesidad de expresar los dolores físicos. En ambos sexos, lo importante es dejar espacio para que se comuniquen de forma libre, tranquila y agradable”.

Habilidades para afrontar el cáncer

La ASCO propone una serie de estrategias útiles en ambos sexos para plantarle cara al cáncer:

• Informarse del tipo de cáncer y tratamiento. Algunas personas tienen así la sensación de control sobre lo que está pasando. 

• Expresar los sentimientos. Muchas personas consideran que manifestar tristeza, miedo o enojo es una señal de debilidad. Pero es todo lo contrario. Es mucho más difícil expresar emociones tan poderosas que intentar ocultarlas. 

• Cuidar de sí mismo. Es importante tomarse tiempo para hacer todos los días algo con lo que se disfrute. 

• Hacer ejercicio. Comenzar un plan de ejercicio acordado con su médico es una buena estrategia para sobrellevar el cáncer.

• Dejar que los demás ayuden. En ocasiones, la situación puede ser abrumadora. Es importante dejar que las personas de alrededor se acerquen, contar con ellas. Incluso si es necesario, se puede acudir a grupos de apoyo.

Por: Patricia Matey Ilustración: Rafa Sañudo

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies