One Smile

Xerosis cutánea tras los tratamientos
Xerosis cutánea tras los tratamientos
48 años ago

Xerosis cutánea tras los tratamientos

La xerosis cutánea es una situación clínica observada con frecuencia con la quimioterapia, la terapia dirigida o la hormonoterapia.

La xerosis cutánea puede aparecer cuando la piel se vuelve más seca que de costumbre tras los tratamientos de quimioterapia, las terapias dirigidas o la hormonoterapia. Es importante informar bien al paciente a fin de evitar ciertas situaciones o factores que favorecen la sequedad cutánea. 

¿En qué consisten los síntomas de la xerosis cutánea?

La piel está más seca y se agrietan los dedos o los talones; incluso tiene un aspecto de escamas o zonas granuladas, por ejemplo, en la piernas. Puede tener un impacto en el bienestar del paciente y ser el origen de fisuras, puertas de entrada de las sobreinfecciones.

Consejos: 

  • El tratamiento se basa en emolientes. Deben permitir mantener el contenido de agua del estrato córneo y limitar la pérdida insensible de agua.
  • Se privilegiarán los productos con un mínimo de ingre­dientes, sin perfume ni alcohol, y cuya buena tolerancia se haya demostrado en diferentes situaciones clínicas. Los productos fabricados de forma estéril, sin conservantes, pueden ser útiles en este contexto. A veces, también pueden asociarse activos queratolíticos poco agresivos, como la urea (<15 %) o el lactato de amonio.
  • La posología ideal es dos veces al día.
  • En caso de inflamación cutánea asociada, deben privilegiarse los dermocorticoides de actividad moderada a intensa, durante un periodo corto (por ejemplo, valerato o dipropionato de betametasona).
  • Si la sequedad aparece en la cara: La crema se coloca en la yema de los dedos, se aplica en las mejillas, la frente y el cuello, y después se alisa desde el centro hacia los contornos de la cara, sin olvidar el cuello y el escote.
  • Para la sequedad corporal inducida por los tratamien­tos medicamentosos: Aplicar un emoliente 1 o 2 veces al día en el cuerpo, colocarlo entre las dos manos, distribuirlo mediante roces por el cuerpo y hacerlo penetrar con toda la superficie de la mano para facilitar una aplicación suave.
  • En caso de sequedad o irritación del contorno del ojo: Aplicar diariamente un producto calmante para el contorno de los ojos, depositarlo con la yema de los dedos, dar ligeros golpecitos para hacerlo penetrar y terminar alisando cuidadosamente.
  • En caso de sequedad de los labios: No olvidar la aplicación de una barra de labios con cold cream 2 o 3 veces al día, incluida la parte adyacente al rojo de los labios. En caso de grietas, optar por la textura ligera de un bálsamo de labios con cold cream.
  • Como complemento de otros productos emolientes:­ Se recomienda la aplicación de una mascarilla hidratante de 1 a 3 veces a la semana, para reforzar la hidratación cutánea. Aplicar esta mascarilla en capa gruesa y aprovechar el tiempo de actuación para aplicar compresas de agua termal en los párpados.

Moléculas inductoras

Los pacientes tratados con quimioterapia, terapia dirigida u hormonoterapia presentan con mucha frecuencia una xerosis cutánea.

 

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

CERRAR