espejo

Algunas personas pueden experimentar un aumento en la cantidad de vello. Suele ser consecuencia de un incremento de testosterona, como el que pueden provocar el hipotiroidismo, tras la cirugía del tiroides, o ciertos medicamentos utilizados en el tratamiento oncológico. En ocasiones  se observa una hipertricosis, es decir, la aparición de pelo algo más grueso que el vello habitual.

Este trastorno es más frecuente en personas tratadas con ciclosporina, corticoides orales o que tienen ciertos tumores ováricos. Aunque suele ser reversible, el tratamiento más eficaz y duradero será la depilación láser.

Además de los cambios en el vello corporal, es posible que también hayas notado que tus uñas no son las mismas que antes de iniciar el tratamiento. Por un lado, las sentirás más frágiles y con mayor tendencia a romperse; por otro, las infecciones pueden ser ahora más frecuentes. Las siguientes pautas te ayudarán a cuidarlas y a prevenir estas complicaciones:

  • Evitar cortar las cutículas. Es mejor retirarlas con un producto específico y con la ayuda de un instrumento de madera, más conocido como palito de naranja. A continuación, aplica una crema específica y extiéndela con un buen masaje. Así previenes la sequedad, las roturas y la aparición de padrastros.
  • No uses la lima sobre manchas o estrías que pueden aparecer en las uñas.
  • Puedes utilizar un esmalte que dé color y, al mismo tiempo, oculte decoloraciones y otros defectos que tengan tus uñas ahora.
  • Consulta a tu médico si observas signos de infección, como color oscuro o inflamación en los uñeros.

Recuerda que es aconsejable proteger tus manos con guantes para lavar los platos, durante la limpieza doméstica, en las labores de jardinería…

La fragilidad de las uñas se debe, en la mayorías de los casos, a la pérdida de hidratación. Para evitarla, utiliza crema hidratante de manos de forma habitual. Si quieres fortalecerlas, puedes aplicar lacas endurecedoras, que también las hidratan. Las infecciones por hongos (oncomicosis) afectan generalmente a algunas uñas de los pies, aunque a veces también a las de las manos. El tratamiento consistirá en la combinación de lacas con sustancias antifúngicas y comprimidos orales. Deberías seguirlo durante varios meses para conseguir la erradicación del hongo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta