Corredora de la vida

“Hay que aceptar la enfermedad como un proceso de humanidad”