En portada

Crioablación: ¿en qué consiste esta técnica de radiología?
Crioablación: ¿en qué consiste esta técnica de radiología?

¿En qué consiste la crioablación?

51 años ago

Crioablación: ¿en qué consiste esta técnica de radiología?

Por Paola García Costas

¿En qué consiste la crioablación?

Foto Aaron Burden on Unsplash

Técnica de radiología intervencionista para pacientes seleccionados con cáncer, la crioablación está específicamente indicada para mujeres de avanzada edad que presentan múltiples patologías y que no responden a la hormonoterapia.

Técnica radiológica 

La crioablación en el tratamiento del cáncer es una técnica radiológica poco dolorosa que no requiere hospitalización. Se trata de un procedimiento de destrucción tumoral por congelación. Según la doctora Isabel Echavarría, secretaria científica de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y oncóloga médica del Hospital Universitario Gregorio Marañón, “la crioablación es una técnica que se está probando cada vez en más situaciones, ya sea para tratamientos curativos de pequeñas lesiones, como sustituto de la cirugía en pacientes frágiles, o como tratamiento paliativo y alivio de síntomas en pacientes con metástasis. Es importante destacar que, como se trata de una técnica ablativa, es fundamental disponer de una biopsia previa al tratamiento, sobre todo cuando se usa como sustituto de la cirugía”.

Tipos de tumores en los que se puede utilizar

Según la doctora, alguna de sus indicaciones más relevantes y más establecidas son en cáncer:

  • renal, ya que permite el tratamiento de carcinomas renales de pequeño tamaño (< 4 cm) limitados al riñón en pacientes frágiles. Permite conservar la función renal en pacientes con tumores bilaterales o múltiples, monorrenos o con insuficiencia renal crónica
  • pulmón, para el tratamiento de tumores que producen obstrucción de la vía aérea, como tratamiento sintomático
  • tumores cutáneos no-melanoma de bajo riesgo
  • próstata, aunque su papel no está todavía bien establecido, puede valorarse en pacientes frágiles o con recaídas
  • en lesiones premalignas de cérvix (neoplasia intraepitelial cervical de bajo grado)
  • en tratamiento de metástasis óseas dolorosas, o como tratamiento local de metástasis hepáticas por diferentes tumores.

Técnica poco agresiva 

“Se trata de una técnica segura y eficaz, que permite el tratamiento con intención curativa o paliativa en una variedad de situaciones. Procedimiento poco agresivo que se realiza de forma ambulatoria,  es poco doloroso por el propio efecto analgésico del frío; en la mayoría de las veces puede realizarse con anestesia local. Es, por tanto, una buena alternativa a la cirugía en determinadas situaciones, sobre todo cuando se desea minimizar las potenciales complicaciones de las intervenciones quirúrgicas. Lo más importante para garantizar su éxito es la selección adecuada de los pacientes candidatos a ella”, explica la oncóloga portavoz de la SEOM.

Uso en cáncer de mama 

Se puede aplicar  al cáncer de mama localizado. Según Echavarría, “localizado en pacientes seleccionadas puede valorarse en tumores pequeños y de bajo riesgo en mujeres mayores, con enfermedades asociadas que dificulten una cirugía. Puede tener también su papel en pacientes con cáncer de mama metastásico para el tratamiento del tumor primario, como alternativa a la cirugía”.

Tratamiento innovador 

En esta dirección el Hospital Universitario La Paz es el primer centro de España en aplicar la técnica radiológica de la crioablación en el tratamiento del cáncer de mama desde marzo de 2019. La crioablación no se había utilizado hasta el momento en los tumores mamarios, pero sí en otros tumores como los de hueso o partes blandas. “Está específicamente indicada para mujeres de avanzada edad que presentan múltiples patologías y que no responden a la hormonoterapia”, explica el doctor José María Oliver, jefe de la Sección de Radiología y Radiodiagnóstico de este hospital. Desde que hace un año comenzarán a utilizar esta técnica, se ha incluido a 21 pacientes con cáncer de mama.

Un  recurso cuando otros tratamientos no son siempre posibles  

“Hay ocasiones en que los tratamientos convencionales, como la cirugía o la quimioterapia, son difíciles de aplicar cuando estas pacientes presentan múltiples patologías: problemas cardiacos, de coagulación, respiratorios, de demencia, etc. En estos casos, “la hormonoterapia, tratamiento médico poco agresivo, puede ser muy eficaz en determinados tipos de tumor con receptores hormonales positivos. Pero en ocasiones no se obtiene la respuesta esperada, en estos casos aplicamos la crioablación, incluso en paralelo con la hormonoterapia”, indica el doctor Oliver.

Una de cada ocho mujeres…

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente en las mujeres, en todas las franjas de edad. Cada año en España se diagnostican alrededor de 32.000 nuevos casos, de los que cerca de 10.000 requieren la extirpación de la mama. Una de cada ocho mujeres tendrá que enfrentarse al cáncer de mama a lo largo de su vida, sin embargo el diagnóstico y tratamiento precoz conlleva la curación total en el 90 % de los casos.

La incidencia del cáncer de mama aumenta con la edad

Su incidencia aumenta con la edad, lo cual unido a la longevidad de las mujeres españolas, determina que exista una población cada vez más numerosa de mujeres mayores con cáncer de mama. En ocasiones, los tratamientos convencionales como la cirugía o la quimioterapia, son difíciles de aplicar cuando estas pacientes presentan múltiples patologías. La hormonoterapia puede ser muy efectiva pero en ocasiones el cáncer no responde a este tratamiento. En este escenario clínico de mujer de avanzada edad pluripatológica, no apta para cirugía ni quimioterapia, con cáncer de mama que no responde a la hormonoterapia, en ocasiones es necesaria la intervención del Servicio de Radiología mediante el tratamiento percutáneo. Dicho tratamiento puede hacerse mediante ablación por radiofrecuencia o microondas, y también por extirpación mediante biopsia asistida por vacío (BAV), todas ellas guiadas con ecografía.

Destrucción tumoral 

Aunque la primera es muy efectiva en la destrucción tumoral, tiene el inconveniente de que requiere sedación, ya que es muy dolorosa, mientras que la BAV no es tan efectiva como la radiofrecuencia. La crioablación es una técnica de destrucción tumoral por congelación que reúne todas las ventajas de las anteriores: es tan efectiva destruyendo el tumor como la radiofrecuencia, y puede hacerse con anestesia local al igual que la BAV y con agujas aún más finas, reduciendo la posibilidad de hematomas.

Valoración de la crioablación a largo plazo 

El doctor José María Oliver, del Servicio de Radiología del Hospital La Paz de Madrid manifiesta que la crioablación en cáncer de mama en pacientes seleccionadas muestra resultados “muy prometedores, aunque debe hacerse la valoración a largo plazo”. La Unidad de Patología Mamaria de La Paz fue una de las primeras en crearse en España y ya tiene 45 años. En este tiempo ha atendido a más de 9.000 mujeres y cada año diagnóstica 400 nuevos casos, de los cuales alrededor de un 40 % necesitan mastectomía o extirpación quirúrgica de toda la mama. El objetivo de esta unidad es conseguir los mejores resultados oncológicos con el mínimo sufrimiento para la paciente. Para ello, cuenta con un equipo multidisciplinar formado por profesionales de al menos una docena de servicios hospitalarios: ginecología, oncología médica, oncología radioterápica, medicina nuclear, anatomía patológica, cirugía plástica, cirugía general, radiodiagnóstico, rehabilitación, psicología, fisioterapia y enfermería.

 

 

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies