Cáncer

El valor terapéutico del tatuaje y la micropigmentación
El valor terapéutico del tatuaje y la micropigmentación
49 años ago

El valor terapéutico del tatuaje y la micropigmentación

Los tatuajes, tan usados como elemento decorativo del cuerpo, también pueden servir para disimular imperfecciones de la piel y mejorar partes que han sido modificadas por distintos motivos, entre ellos, la quimioterapia o una operación de cáncer.

Estas técnicas permiten, tras una mastectomía, por ejemplo, componer parte o la totalidad de la areola y recrear ópticamente el pezón perdido, ocultar cicatrices o aumentar ópticamente el tamaño de la areola. También es posible con ellas camuflar vitíligos (enfermedad en la que se pierde la pigmentación de la piel). Se utilizan cuando no son áreas muy extensas del cuerpo o incluso en alopecias causadas muchas veces por un tratamiento de quimioterapia.

La micropigmentación y los tatuajes terapéuticos son actualmente las dos técnicas más usadas para crear estos efectos ópticos. Tal y como explica la Dra. Mª José Barba Martínez, directora médica de las Clínicas Dra. Barba en Madrid y Zaragoza, con master en cirugía estética, la micropigmentación médica se aplica en la epidermis superficial, una zona donde hay poca vascularización y es imposible que el pigmento migre desde la sangre a ninguna otra parte del cuerpo. A diferencia del tatuaje que se realiza en dermis profunda, al ser un tejido que no se renueva, es permanente.

El tatuaje es una técnica que usa pigmentos difíciles de eliminar. En cambio, con la micropigmentación, se aconseja aplicar un retoque al cabo de un mes de realizarla, ya que el pigmento va despareciendo paulatinamente, según comenta el doctor y profesor Pablo Umbert, dermatólogo de la Clínica Corachan de Barcelona.

Muchos pacientes también optan por el tatuaje artístico, que permite camuflar una cicatriz tras un bonito diseño. Los pigmentos utilizados tanto en los terapéuticos como en los artísticos son permanentes igualmente, y están homologados por el Ministerio de Sanidad como hipoalergénicos. Se aplican en dosis individuales, desechando siempre el sobrante.

Los tatuadores Sara Ortuzar y el estadounidense Vinnie Myers son capaces incluso de dibujar el pezón perdido tras una mastectomía. Sara Ortuzar explica que para lograr resultados realistas utiliza las mismas pautas con las que se trabaja en pintura tridimensional. “Aplico un juego de luces y sombras que generan un efecto 3D en zonas que tienen que aparentar proyección, como es el caso del pezón. Además, se mezcla una amplia paleta de colores para conseguir los diferentes matices de color y textura que tiene una areola natural”, detalla.

En los casos de camuflaje de la alopecia, la Dra. Barba comenta que se puede realizar micropigmentación en las entradas del cuero cabelludo y en las cejas, con la ayuda de una línea de pelo microinjertado de otras partes del cuerpo, para recuperar zonas donde el pelo no ha crecido con tanta densidad.

Son tratamientos de baja agresividad y fácil curación, con los que se consiguen resultados naturales y que evitan nuevas intervenciones. Recuperar la apariencia estética genera efectos psicológicos muy positivos en la persona.

El Sistema Nacional de Salud, como parte del proceso de reconstrucción mamaria por parte del cirujano plástico, cubre la reconstrucción quirúrgica del pezón y de la areola, y su tatuaje posterior, si bien es cierto que no se realiza en todos los centros públicos. Por ello, bastantes pacientes recurren a esta intervención de forma privada. El precio varía dependiendo de la extensión a tratar, pero parte de unos 300 euros.

La reconstrucción del pezón mediante cirugía se lleva a cabo por un especialista en cirugía plástica, estética y reparadora utilizando piel de la propia mama o tejido del pezón contralateral. Este pezón tiene proyección, a diferencia del tatuado que es plano. La areola también puede reconstruirse con cirugía, utilizando piel de la propia mama, de la ingle o del muslo, pero si el paciente desea tatuarse posteriormente, es preferible reconstruir el pezón y dejar que el tatuador realice libremente la areola para conseguir un mejor resultado.

Sara Ortuzar comenta que antes de tratar la cicatriz, ya sea con micropigmentación o con tatuaje, hay que valorarla, ya que en algunos casos es necesario esperar a que se encuentre en el punto de regeneración adecuado, proceso que suele tardar alrededor de un año. “Una vez que el color inicial rojizo va apagándose y aclarándose, se puede iniciar el tratamiento”, explica. Hay que tener especial cuidado con ciertas cicatrices con textura densa y fibrosa, o con ciertas quemaduras, ya que pueden presentar dificultades para recibir estos tratamientos, por ser un tipo de tejido sobre el que no fija bien el pigmento. De todas formas, como explica Sara Ortuzar, siempre se realizan los tratamientos una vez que el médico da su consentimiento. “Además, antes de cada sesión, realizo una valoración para ver si la persona es apta para recibir el tratamiento, teniendo en cuenta los casos en los que se desaconseja el tatuaje”. Cuando se debe tatuar la areola y el pezón tras una mastectomía, también habrá que tener en cuenta el grosor de la piel del pecho, ya que en algunos casos, debido a la reconstrucción y a la radioterapia recibida, esta es excesivamente fina para la implantación del pigmento.

El doctor Umbert explica los casos en los que no sería posible la micropigmentación: psoriasis, sarcoidosis, enfermedades granulomatosas, liquen plano, queratosis precancerosas, enfermedades autoinmunes, herpes labial y antecedentes de alergias cutáneas. Aunque siempre, para asegurarse de que el pigmento no produce reacción alérgica, los especialistas realizan un test de sensibilidad previo al tratamiento. En el caso del tatuaje, aparte de los problemas citados, también se añaden las discrasias sanguíneas, los tratamientos con fármacos anticoagulantes, el consumo de alcohol o estupefacientes y el embarazo.

 

 

 

Por: Noelia Aragüete

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies