Dossier

Entrevistamos al Dr. Ricardo Pardo García
Entrevistamos  al Dr. Ricardo Pardo García
50 años ago

Entrevistamos al Dr. Ricardo Pardo García

 

¿En qué casos recomiendan la reconstrucción mamaria y cuál es su objetivo?

Recomendamos la reconstrucción mamaria siempre que sea posible y que la paciente lo desee. Estos dos puntos deben coincidir, y no se debería intentar una reconstrucción mamaria si el riesgo de la misma supera los beneficios o si la paciente no lo desea. En el momento actual es muy raro que una reconstrucción mamaria no sea posible ya que el arsenal de distintas técnicas que existe cada vez es mas importante, y casi siempre se puede intentar la reconstrucción. Ocasionalmente, nos encontramos que son las pacientes las que no se quieren reconstruir, sobre todo en pacientes mayores. Siempre hay que respetar su decisión.

¿Qué beneficios físicos y psicológicos aporta a las pacientes?

Tras una mastectomía, el impacto físico, emocional y psicológico en las pacientes puede llegar a ser tremendo. Conseguir mejorar esa imagen personal de la paciente intervenida es el esfuerzo de todos los cirujanos que operamos a pacientes con cáncer de mama. Intentamos conseguir que la paciente tenga una “mama social” con un escote suyo que pueda enseñar, y la mayor simetría posible entre las dos mamas. Una mama reconstruida nunca será igual que la que hubo que operar, pero haremos todo lo necesario para que quede lo mas parecida posible.

¿La reconstrucción mamaria interfiere en los tratamientos complementarios que puedan ser necesarios?

Cuando se utiliza tejido propio de la paciente, no; y si se realiza una reconstrucción con expansores o prótesis, todos los miembros de las unidades de mama nos ponemos de acuerdo en los tiempos de las cirugías para que las intervenciones no interfieran con esos tratamientos.

¿Puede dificultar el diagnóstico a una posible reaparición del cáncer?

No, la reconstrucción mamaria con material propio de la paciente o prótesis no dificulta el diagnóstico ante una posible reaparición del cáncer. Existen métodos diagnósticos eficaces para esa detección que siempre se deben utilizar en esas pacientes.

¿Cuándo se recomienda una reconstrucción inmediata y cuándo diferida?

La tendencia actual es a realizar una reconstrucción inmediata siempre que sea posible, después de que la paciente sea evaluada por el Comité de Mama del centro. Si el comité decide proponer la técnica a la paciente, es el cirujano el que habla con ella y le explica claramente los pros y los contras de las técnicas existentes La voluntad de la paciente debidamente informada es esencial para esta cirugía. En algunos casos, tiene miedo a las posibles complicaciones de la intervención y prefiere hacerlo de forma diferida. Su decisión siempre debe ser respetada.

De los tipos de reconstrucción: con prótesis, con tejido de la mujer o de manera mixta, utilizando los dos procedimientos, ¿cuál es la que más se aplica y por qué? ¿Qué técnica es la más compleja? ¿Cuál supone un mayor tiempo de recuperación para la paciente?

Las técnicas mas complejas son los colgajos libres con microanastomosis, que requieren personal muy entrenado y una práctica continua para mantener la efectividad quirúrgica; son también los que tienen las recuperaciones que pueden ser mas largas. Consiguen resultados naturales porque el tejido injertado se comporta como el propio. Las reconstrucciones con expansores y prótesis, mixtas o el mismo lipofilling -utilización de la grasa propia para la reconstrucción mamaria- también son capaces de conseguir resultados excelentes. Cada cirujano debe elegir la técnica que cree que es mejor para la paciente y que él domina.

¿La mejora de la autoestima es el nuevo horizonte para la cirugía oncológica?

Hemos pasado de unos tiempos en los que la cirugía de la mama era considerada como una cirugía “menor” por los cirujanos a un siglo XXI en el que la cirugía del cáncer de mama no deja de desarrollarse y especializarse, convirtiéndose en una cirugía al alcance solo de cirujanos expertos y equipos multidisciplinares. Poco a poco se ha convertido en una cirugía mas complicada con dos objetivos claros en una sola palabra: cirugía oncoplástica. Este término implica que lo prioritario siempre será el tratamiento del cáncer de la forma más efectiva posible, sin olvidar realizar este tratamiento con el mejor resultado desde el punto de vista de la imagen corporal de la paciente.

Estos, sin duda, son los objetivos de los cirujanos del cáncer de mama del siglo XXI.

 

 

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies