En portada

Good bag, o cómo llevar los drenajes
Good bag, o cómo llevar los drenajes

Las bolsitas Good bag

50 años ago

Good bag, o cómo llevar los drenajes

Gracias a un grupo de jóvenes pacientes de cáncer de mama y a la doctora Isabel Rubio, las operaciones y el camino de la recuperación se hacen más llevaderos con las originales bolsitas Good Bag, que sirven para transportar los drenajes.  

 

No se suele hablar del tema pero hace parte de la experiencia del paciente. Hablamos de drenaje y de una iniciativa, Good bag, que nos va a facilitar la vida.

¿Qué es un drenaje? 

El drenaje es un pequeño tubo que sale de la zona que ha sufrido una intervención quirúrgica y que termina en una pequeña botellita. Se usan para evitar que se acumule líquido en la zona y suelen retirarse tras unos 10 días, aunque a veces pueden quitarse antes o dejarse hasta dos semanas. En el caso de operaciones de reconstrucción de mama, mastectomía y extirpación de tumor donde también se han extraído los ganglios, generalmente la paciente se va a casa con los drenajes.

Así, una vez pasada la cirugía, llega el momento de salir de la habitación y pasear por el pasillo del hospital con esas botellitas donde se almacena el líquido que, durante los primeros días es de color rojo y no es nada agradable de ver, ni para el paciente, ni para los acompañantes. Los drenajes se deben llevar recogidos para que no se enganchen ni tiren, por lo que lo ideal es llevarlos colgados, en una bolsita.

Y nació Good Bag 

Hasta ahora cada uno se apañaba como podía: con una bolsa de plástico, con una de papel… Pero gracias a un grupo de jóvenes pacientes de cáncer de mama de la doctora Isabel Rubio, directora de la Unidad de Patología Mamaria y cirujana oncológica de la mama de la Clínica Universidad de Navarra, el transporte de los drenajes se hace mucho más llevadero, tanto en el hospital como en casa. Ellas han creado estas bolsas de tela de bonitos estampados que se cuelgan del hombro, para que queden a la altura correcta, y en su interior esconden el drenaje.

Carmen es una de las primeras pacientes que las ha probado y, según ella, “te hacen sentir mejor, suavizar ese halo de enfermedad. Y, además, te encuentras segura porque sabes que, llevando los drenajes en su interior, no se engancharán ni estarán tensos”.

Un proyecto pensado y creado por pacientes 

Las mismas pacientes son las que compran las telas para que sean cosidas a mano en ONGs. Además, la fundación canaria Carrera por la vida, también subvenciona la iniciativa en la que se puede participar de varias formas: o bien comprando la bolsa en su web a un precio de 6 euros más gastos de envío, o bien haciendo una donación de 10 euros para subvencionar bolsas para otros pacientes. También se acepta la donación de telas bonitas para seguir creando Good Bag.

La Clínica Universidad de Navarra ya ofrece de forma gratuita estas bolsas a los pacientes. “La idea es que se extienda a más hospitales o que las puedan comprar los propios pacientes”, afirma la doctora Rubio. Y es que es importante recuperarse físicamente de una operación, pero también lo es psicológicamente, y estos pequeños detalles ayudan a ello.

 

Por: Noelia Aragüete

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies