Prevención

LO QUE DEBES SABER SOBRE EL CÁNCER DE MAMA
LO QUE DEBES SABER SOBRE EL CÁNCER DE MAMA
50 años ago

LO QUE DEBES SABER SOBRE EL CÁNCER DE MAMA

 

¿Qué es el cáncer de mama?

El cáncer de mama se forma en los tejidos mamarios, habitualmente en los conductos y en los lobulillos.

El cáncer de mama precoz es el que está limitado al tejido adiposo, que forma la mayor parte de la mama. Puede diseminarse por los tejidos subyacentes de la pared torácica, y entonces se dice que es localmente avanzado. Cuando se disemina a otras partes del organismo, se denomina cáncer de mama metastásico. “Solo el 5-10% de los cánceres recién diagnosticados son de este tipo. En el curso del seguimiento, pueden llegar a presentar metástasis aproximadamente el 20-30% de las mujeres tratadas”, puntualiza la Dra. Montserrat Muñoz, coordinadora de la Unidad de Mama del Hospital Clínic de Barcelona.

¿A cuántas personas afecta?

El cáncer de mama es el tipo de cáncer más frecuente en las mujeres, con aproximadamente 1,4 millones de casos nuevos cada año en todo el mundo. En España, más de 22.000 mujeres son diagnosticadas de cáncer de mama cada año. Actualmente, “la mayoría de los tumores se detectan mediante mamografía de rutina; en otros casos, es la paciente la que se nota un bultito o un cambio de la forma o del color del pecho”, comenta la Dra. Muñoz.

La incidencia está subiendo “probablemente por factores existentes en nuestras sociedades avanzadas como, por ejemplo, la ingesta de grasas, la obesidad, la menarquía o primera regla precoz, el retraso en el primer embarazo, la reducción de embarazos y lactancia, la toma de estrógenos exógenos -los que vienen de fuera- como medicamentos (tratamiento hormonal sustitutivo para las mujeres posmenopáusicas) o en nuestra dieta, etc.” explica la Dra. Muñoz.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas del cáncer de mama pueden incluir:

• Una masa dura en la mama o en la axila; normalmente es indolora y aparece en un solo lado.

• Un cambio de tamaño o de forma de la mama.

• Alteraciones de la piel como un hoyuelo, arrugas o enrojecimiento.

• Alteraciones del pezón, como una secreción extraña o una erupción alrededor de la zona del pezón.

¿Cuáles son los tipos de cáncer de mama?

Antiguamente, el cáncer de mama se trataba como “una sola enfermedad”, pero los científicos han descubierto que en realidad existen muchos subtipos diferentes de cáncer de mama, que deberían tratarse de forma diferente. En la actualidad, se conoce mucho mejor el cáncer de mama gracias a la gran investigación de los últimos años sobre las características biológicas y genéticas de las células tumorales. De este conocimiento, y de la información que los patólogos proporcionan en su estudio del tumor, podemos hablar de diferentes tipos de cáncer de mama, según expresen o no ciertos receptores. Los receptores son un tipo específico de proteína que se encuentra en la superficie de las células. De forma general y simplificando podríamos hablar de:

– Los tumores con exceso de receptores HER2: son los tumores llamados HER2 positivos. En torno a una de cada cinco mujeres diagnosticadas de cáncer de mama alberga una alteración en un gen llamado HER2, que se traduce en la sobreexpresión de la proteína o receptor HER2 en la superficie de las células tumorales, que a su vez provoca un crecimiento descontrolado de estas células. La proteína HER2 envía señales a los centros de control de las células indicándoles que crezcan y se dividan, por lo que una cantidad excesiva de HER2 puede hacer que el cáncer sea más agresivo. Si no se trata, el cáncer HER2 positivo tiende a empeorar con más rapidez que el cáncer que no es HER2 positivo.

– Los tumores con receptores hormonales: captan las hormonas feme-ninas existentes en la sangre, los estrógenos sobre todo, y estimulan el crecimiento de las células tumorales. Aproximadamente entre un 60-70% de las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama tienen receptores hormonales positivos; estas pacientes pueden presentar adicionalmente un exceso de receptores HER2 (HER2 positivos) pero la mayoría de ellas será HER2 negativo.

– Los tumores llamados triple negativos: ni presentan receptores hormonales (estrógenos y progesterona) en la superficie de las células tumorales ni tienen HER2 en el número suficiente para estimular su crecimiento. Cada uno se trata de forma diferente, y los más frecuentes son los tumores con receptores hormonales. “Pueden recibir además de quimioterapia, cuando esté indicado por su mayor riesgo, tratamiento con hormonoterapia. Los tumores más agresivos, en cuanto mayor sea el crecimiento, son los HER2+ y los triple negativos. Para los primeros disponemos de tratamientos anti-HER2, y para los segundos, aunque solo contamos con la quimioterapia, son muy sensibles a este tratamiento”, comenta la Dra. Muñoz.

¿Qué es el ganglio centinela y cuándo es necesario extirparlo?

Es el primer o los primeros ganglios de la cadena linfática de la axila. Se localiza mediante marcadores que se inyectan cerca del tumor. Estos marcadores siguen el camino de la linfa, que es una de las rutas que más a menudo utilizan las células neoplásicas para extenderse. “Se extirpa en presencia de un carcinoma infiltrante (es decir, no in situ) y siempre que no sea obligado el vaciamiento ganglionar axilar (este es necesario si tenemos ganglios que vemos ya afectados antes de la operación)”, añade la Dra. Muñoz.

¿Cuáles son las principales opciones de tratamiento del cáncer de mama?

Los tratamientos actuales para el cáncer de mama comprenden cirugía, radioterapia, quimioterapia, tratamiento hormonal y tratamientos biológicos o terapias dirigidas, y pueden utilizarse solos o combinados. La elección del tratamiento depende de la fase del cáncer -es decir, su tamaño, localización y si se ha diseminado a otras partes del organismo- y de la salud física de la paciente.

Radioterapia

El tratamiento con radiación, o radioterapia, se dirige al foco del tumor y puede utilizarse junto con cirugía y quimioterapia para reducir la posibilidad de que reaparezca el cáncer. La radioterapia también puede administrarse junto con quimioterapia antes de la cirugía para reducir el tamaño del tumor, lo que puede mejorar el resultado después de la operación. Por último, la radioterapia puede emplearse en las pacientes con cáncer de mama avanzado para aliviar los síntomas.

Quimioterapia

La quimioterapia se administra casi siempre después de la cirugía para reducir las posibilidades de que reaparezca el cáncer. También puede administrarse antes de la cirugía con la intención de reducir el tamaño del tumor, de forma que la operación no tenga que ser tan extensa. Además, si el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo, la quimioterapia puede utilizarse  para reducir los síntomas e intentar prolongar la vida todo lo posible. La quimioterapia se administra generalmente por vía intravenosa, aunque también hay tratamientos de quimioterapia que se pueden administrar por vía oral.

Tratamiento hormonal

Se realizan pruebas para comprobar si determinadas hormonas (estrógenos o progesterona) están impulsando el crecimiento tumoral. Si estas pruebas son positivas (receptores hormonales positivos), las células tumorales conservan la capacidad de responder a los cambios hormonales, por lo que hay una mayor probabilidad de respuesta al tratamiento hormonal, que bloquea o inhibe las acciones de las hormonas.

La administración de la terapia hormonal puede ser oral o intramuscular.

Tratamiento biológico (dirigido)

Los tratamientos biológicos o terapias dirigidas están diseñados para actuar con precisión en procesos moleculares específicos que necesita el tumor para su crecimiento y progresión. Esto contrasta con las “quimioterapias tradicionales”, que afectan a todas las células que se dividen rápidamente, ya sean células cancerosas o sanas.

Por tanto, los tratamientos biológicos pueden ser más eficaces que otros tipos de tratamiento y menos nocivos para las células sanas.

El ejemplo paradigmático es la utilización de un tratamiento anti-HER2 cuando este gen está altamente sobreexpresado. A veces se pueden incluso utilizar dos fármacos en lugar de uno para conseguir el mayor bloqueo posible.

Otro ejemplo de terapia biológica es actuar frente al tumor utilizando un inhibidor de la angiogénesis combinado con quimioterapia. La angiogénesis consiste en el crecimiento de vasos sanguíneos que penetran en el tumor y le aportan oxígeno y nutrientes. Un inhibidor de la angiogénesis actúa frenando el proceso y bloqueando el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos alrededor del tumor.

¿Qué personas intervienen en la atención a la paciente de cáncer de mama?

Durante el tratamiento recibe el apoyo de un equipo multidisciplinar de profesionales médicos formado probablemente por varios de los siguientes especialistas: un oncólogo médico, un oncólogo radioterápico (especialista en el uso de sustancias radiactivas para tratar a los pacientes), un ginecólogo, un cirujano, personal de enfermería, un anatomopatólogo (especialista en el análisis de muestras de tejidos o células), un psicooncólogo… Es posible que intervengan otros profesionales, dependiendo del tratamiento concreto; por ejemplo, si se extirpa la mama (mastectomía) como parte del tratamiento, un cirujano plástico podría ocuparse de la reconstrucción de la misma.

¿Cuáles son las recomendaciones para prevenir el cáncer de mama?

“Vida sana, ejercicio, evitar el sobrepeso y el alcohol… y poco más podemos hacer. El tener hijos a una edad más temprana sería bueno, pero es difícil dar ese consejo…”, concluye la Dra. Muñoz.

 

1 comment

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies