Estilo de vida

Mantén a raya las náuseas y los vómitos
Mantén a raya las náuseas y los vómitos
50 años ago

Mantén a raya las náuseas y los vómitos

Las náuseas y los vómitos están entre los efectos secundarios más temidos de la quimioterapia. Su frecuencia e intensidad dependen de los fármacos que se te administren y de su efecto sobre ti. Antes, las náuseas y los vómitos eran difíciles de controlar, pero puedes estar tranquilo porque ahora tu equipo oncológico tiene tratamientos y técnicas para ayudarte a prevenir o aliviar estos síntomas.

Habla con el equipo oncológico si estás preocupado por presentar o ya presentas náuseas y vómitos. Quizá decidan administrarte medicamentos (los denominados antieméticos) si corres riesgo de sufrirlos. También pueden aconsejarte sobre cómo hacer frente a estos síntomas.

Recuerda que no necesitas sufrir en silencio. Echa un vistazo al listado de cosas que puedes hacer para afrontar las náuseas y los vómitos:

  • Come y bebe despacio.
  • Trata de hacer varias comidas pequeñas en lugar de pocas y grandes.
  • Evita los alimentos dulces, fritos, grasientos o con olor fuerte- la comida fría o a temperatura ambiente reduce el olor de la misma.
  • Asegúrate de que estás tomando la medicación antinauseosa correctamente- consúltalo con tu equipo oncológico si tienes alguna duda.
  • Evita comer o preparar alimentos cuando tengas náuseas.
  • Identifica y toma los alimentos que calman el estómago- mentar/té de menta y jenjibre, son un buen comienzo.
  • Viste ropas holgadas.
  • No vayas a recibir la quimioterapia con el estómago vacío

Alteraciones del apetito y del sabor

La pérdida del apetito y la alteración del sentido del gusto son bastante habituales durante la quimioterapia. Quizá te parezca que no puedes soportar la idea de comer, o que los alimentos a los que estabas acostumbrado, tienen un sabor diferente. Algunas personas encuentran que los alimentos saben demasiado salados o demasiado amargos, o que les dejan un gusto metálico en la boca.

La buena noticia es que hay muchas cosas que puedes hacer para reducir al mínimo la molestia provocada por estos efectos. Es importante que encuentres formas de tratar estos problemas para evitar dejar de comer y perder peso como consecuencia de ello.

«Desearía que alguien me hubiera dicho que me mantuviera alejada de mis platos favoritos cuando me sintiera mal. Los brownies nunca me volverán a saber igual«.

Cada persona tiene su propia manera de afrontar estos problemas. Prueba algunas de las recomendaciones siguientes para ver cuál te funciona:

Hacer frente a los cambios de apetito:

  • Come poco y a menudo- especialmente si tienes dificultad para hacer una comida completa.
  • Da un paseo antes de las comidas.
  • Prueba nuevos alimentos y recetas- echa un vistazo a internet o a tus libros de cocina.
  • Diluye las bebidas dulces con agua.
  • Utiliza cucharas de plástico- ello te ayudará a disminuir el sabor metálico.

Hacer frente a las alteraciones del gusto:

  • Evita tomar los alimentos que no te sepan bien.
  • Toma alimentos con sabores fuertes- aprende a conocer las hierbas, como romero y albahaca, que darán a tus alimentos algo de sabor adicional.
  • Experimenta con diferentes bebidas- si el café o el té negro te saben raro, prueba con limón o té verde.
  • Adoba las carnes y utiliza salsas- añaden un poco de sabor extra a los alimentos.

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies