Alex-E.-Proimos-Foter-CC-BY-NC

El tratamiento del cáncer de mama puede ser complicado y quizá te parezca que dispones de poco tiempo para hablar o preguntar durante las citas con el médico. No creas que esto es motivo para no hacer preguntas. Si en algún momento no entiendes lo que sucede o tienes alguna duda o inquietud sobre tu enfermedad o tu plan de tratamiento, no dudes en preguntar.

Hacer preguntas no significa que creas que el equipo médico no está haciendo un buen trabajo. Significa que te estás interesando de forma activa por tu tratamiento y que colaboras con el equipo médico para obtener los mejores resultados posibles.

 

Preguntas que quizá quieras hacer a tu médico:

  • ¿Qué tipo de cáncer de mama tengo?
  • ¿En qué fase está la enfermedad?
  • ¿Cuánto durará el tratamiento?
  • ¿Podré seguir trabajando durante el tratamiento?
  • ¿Qué tratamiento recibiré primero?
  • ¿Qué puedo esperar del tratamiento?
  • ¿Qué hará si el tratamiento no funciona?
  • ¿Puede decirme en qué consistirá la intervención?
  • ¿Se me caerá el cabello durante la quimioterapia?
  • ¿Existe algún tratamiento para evitar la caída del cabello?
  • ¿Puede explicarme lo que sucederá antes, durante y después de la operación?
  • ¿Qué efectos secundarios puede causarme el tratamiento?
  • ¿Existe alguna forma más cómoda de recibir el mismo tratamiento?
  • ¿Cómo afectará el tratamiento a mi calidad de vida?
  • ¿Qué puedo y qué no puedo hacer durante el tratamiento? ¿Podré seguir trabajando?
  • ¿Hay algún otro tratamiento nuevo para el tipo de cáncer que padezco?
  • ¿Hay algún estudio clínico en el que debería plantearme la posibilidad de participar?

Recuerda las respuestas

En algunas de las visitas al médico recibirá mucha información y puede que una vez acabada la consulta te resulte muy difícil recordar todos los datos.

Estos consejos te serán de utilidad:

-Acude a las consultas con un familiar o un amigo. Pídele que escuche atentamente todo lo que se diga. Después podrás repasar con él todo lo que se habló en la consulta.

-Toma notas. Podrás leerlas de nuevo en casa y escribir cualquier pregunta que se te ocurra.

 

*Información procedente de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA)

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta