Media de contención de LympheDivas

Tras una cirugía oncológica, en ocasiones, la extracción de los ganglios linfáticos junto con la desinformación de las pacientes produce que se desencadene el linfedema. El tratamiento de esta complicación parte de la prevención. En caso de presentarse, el tratamiento de fisioterapia engloba dos fases:

1.- Fase de choque, que busca la reducción del linfedema hasta obtener el menor volumen posible.

2.- Fase de mantenimiento en la que la paciente portará una media de contención, con el fin de que la paciente mantenga los resultados obtenidos en la primera fase.

Esta media funciona como una segunda piel para evitar que el líquido linfático se vuelva a acumular en el miembro de la paciente. Una vez realizado el tratamiento de fisioterapia y reducido el edema la paciente acude a la ortopedia a realizar una media a medida según la pauta de su especialista.

Esta media presenta diferentes colores a elección de cada paciente con el fin de que sea más estética y de que se sienta cómoda con ella. Además, puede presentar diferentes adaptaciones para que sea más llevadera (blonda de silicona, tirante al sujetador, etc.) ya que es necesario llevarla durante todo el día. Se quita para descansar por la noche, cuando se aprovechará para hidratar la piel y dejar que esta ‘respire.

 

Mangas de LympheDivas

Las prendas de contención permiten a las pacientes que padecen linfedema realizar sus actividades de la vida diaria, incluyendo viajes, actividades deportiva, etc., de una forma segura. Por un lado, porque disminuyen el riesgo de cortes e infecciones; y por otro, porque favorecen la circulación y previenen el edema.

Las pacientes deben continuar realizando los ejercicios pautados por su fisioterapeuta, llevar una vida activa, una buena alimentación y un buen descanso.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta