Prevención

¿Qué es el cáncer de cérvix?
¿Qué es el cáncer de cérvix?
50 años ago

¿Qué es el cáncer de cérvix?

10 preguntas y respuestas sobre el cáncer de cérvix. Información de los Laboratorios Roche.

cáncer de cérvix

 

1. ¿Qué es el cáncer de cérvix?

El cáncer de cérvix se produce cuando las células normales del cuello del útero comienzan a cambiar y a crecer descontroladamente. Los síntomas aparecen cuando el cáncer ha invadido otros tejidos u órganos. Algunos de ellos pueden ser:

  • Sangrando leve o manchado entre ciclos menstruales
  • Sangrado menstrual más prolongado y abundante de lo normal
  • Sangrado o dolor durante el coito
  • Sangrado durante las pruebas ginecológicas
  • Sangrado tras la menopausia
  • Aumento de la secreción vaginal

2. ¿Es muy frecuente? 

El cáncer de cérvix ocupa el 6º lugar en España tras el cáncer de mama, colorrectoral, estómago, endemonio y ovario, afectando a 2.500 mujeres en nuestro país cada año, y ocupa el segundo puesto entre las causas de muerte por cáncer ginecológico en mujeres jóvenes, de entre 15-44 años.

3. ¿Cuál es la principal causa?

La principal causa del cáncer de cérvix es el VHP (virus del Papiloma Humano), presente en el 99% de los casos. Los subtipos más frecuentes y relacionados con el desarrollo del cáncer son el VPH16 y el VPH18.

4. ¿Es contagioso o hereditario?

El cáncer de cérvix no tiene un componente genético hereditario. Tampoco es contagioso pero sí se puede transmitir de una persona a otra su principal causa, el VHP, por vía sexual. Aunque 3 de cada 4 personas sexualmente activas tienen contacto con el VPH a lo largo de su vida, eso no significa que todas ellas vayan a desarrollar cáncer de cérvix.

5. ¿Qué mujeres tiene un mayor riesgo?

El riesgo de infección por VPH aumenta en mujeres que inician la actividad sexual a edades tempranas o que han tenido relaciones son numerosas parejas. El tabaco, la toma de anticonceptivos hormonales o la presencia de otras infecciones víricas, como el VIH o el herpes genital, también favorecen la infección por VPH. El riesgo aumenta entre el final de la adolescencia y la mitad de la década de los 30 años.

6. ¿Se puede prevenir? 

El cáncer de cérvix se puede prevenir. La prevención se realiza mediante la vacunación de las niñas o jóvenes, o bien un programa de cribado que permita el diagnóstico en fases más iniciales de la enfermedad, dando lugar a un pronóstico mucho más favorable. Nueve de cada 10 mujeres cuyo cáncer de cervix se detecta en un estadio temprano sobreviven más de cinco años.

7. ¿Cómo se realiza el diagnóstico precoz?

El cribado mediante citología cervical es el mejor método de protección contra el cáncer de cérvix en mujeres adultas sanas. Además, existe un test específico para valorar la presencia de VPH en el ADN en las células del cuello del útero que permite definir también si el virus es de alto riesgo para desarrollar cáncer. En caso de resultar positivo, se realizará un control más estricto de la salud ginecológica de la mujer para vigilar la aparición de lesiones previas al cáncer de cérvix.

8. ¿Con qué frecuencia hay que hacerse las pruebas?

Las mujeres entre 25 y 30 años deben acudir a la consulta del ginecólogo para el cribado del cáncer de cérvix, que debe realizarse mediante citología cervical (no duele). En caso de resultar negativa se repetirá cada tres años, hasta los 30 años.

Entre los 30 y 65 años, se recomienda realizar el test del VPH para detectar los genotipos de alto riesgo que puedan relacionarse con el desarrollo del cáncer de cérvix. A partir d los 65 años, la probabilidad de tener un cáncer de cérvix es muy baja, por lo que se recomienda dejar de realizar el cribado en las mujeres de esta edad.

9. ¿Las vacunas son eficaces?

Los dos vacunas disponibles actualmente para la inmunización frente al VPH son muy efectivas en la prevención de la infección por los dos subtipos de alto riesgo VPH16 y VPH18.

10. ¿Existen tratamientos eficaces? 

El tratamiento del cáncer de cérvix se realiza mediante cirugía, radioterapia, y en algunos casos, también quimioterapia. En función del tamaño y localización del tumor, así como del estado general de la paciente, sus presencias o su intención de tener hijos, se elegirá el tratamiento más adecuado en cada caso.

 

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies