Prevención

Tu cabello también dice “No” al tabaco
Tu cabello también dice “No” al tabaco
51 años ago

Tu cabello también dice “No” al tabaco

El consumo de tabaco afecta a la salud tanto de fumadores como de no fumadores expuestos, como bien es sabido. Pero algunos de sus efectos negativos, como los que afectan a la salud capilar, no son tan conocidos. “El tabaco afecta a la piel, pero también al cabello. Se trata de un hecho científico y no una creencia popular”, asegura el Dr. Germán Delgado de Svenson. Con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, los expertos de esta compañía nos explican algunos de los efectos perjudiciales que este hábito provoca en la salud capilar.

El tabaco contiene nicotina, una sustancia con efecto vasoconstrictor, así como radicales libres y sustancias tóxicas, como benzopirena o hidrocarburo aromático policíclico, que se forman en el proceso de combustión del tabaco. “Todas estas sustancias”, comenta el Dr. Delgado, “afectan fundamentalmente a la circulación más fina, lo que puede producir un efecto indirecto sobre el crecimiento capilar por disminución del aporte sanguíneo folicular”.

“Estas alteraciones en la microcirculación sanguínea, la disminución de la irrigación a nivel del cuero cabelludo, favorecerán o aumentaran la calvicie en aquellas personas con esta tendencia”, asegura el Doctor Carlos Velasco, director médico de Svenson. “Incluso puede afectar a los resultados del microinjerto capilar, en aquellos pacientes, fumadores crónicos, que se someten a esta intervención”, añade el Doctor Velasco.

Además, también disminuye el aporte de oxígeno a los tejidos al desplazarlo de los glóbulos rojos por otro compuesto: la carboxihemoglobina. “Por lo tanto, el tabaco produce una disminución de los niveles de vitamina A, favoreciendo la atrofia dérmica, el acortamiento del lecho capilar, y alterando la cantidad y calidad de colágeno y elastina”, puntualiza el Dr. Germán Delgado de Svenson.

Las sustancias tóxicas inhaladas también pueden acumularse en el cabello, “modificando parcialmente las características físicas del mismo”, asegura el Doctor Delgado. “Otro de los efectos que puede producir el humo del tabaco en el cabello es el amarilleamiento de la hebra capilar”, añade el Dr. Delgado.

 

Consejos Svenson:

o No descuidar los cuidados de higiene capilar diarios.

o Tomar alimentos ricos en Vitamina C, así como agentes antioxidantes naturales, como frutas y verduras.

o Cepillar el cabello todos los días, con la cabeza hacia abajo, para eliminar los restos de polución, como puede ser el humo del tabaco.

o Emplear un champú adecuado al tipo de cabello, de forma que no altere su equilibrio natural.

o Y, por supuesto, el mejor consejo posible, dejar de fumar.

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistalvr.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies