Cáncer

Biomarcadores y pacientes de cáncer
Biomarcadores y pacientes de cáncer
47 años ago

Biomarcadores y pacientes de cáncer

Con la asociación EuropaColon, vamos a entender la importancia de los biomarcadores predictivos en el tratamiento del cáncer colorrectal. 

En el paciente de cáncer, es importante conocer el estado de los biomarcadores para una planificación correcta de los diferentes tratamientos. Los avances en genética y biología molecular han identificado mutaciones genéticas y otras particularidades del tejido tumoral que contribuyen al crecimiento y difusión de cada tipo de cáncer. Es lo que se conoce como biomarcadores.

¿Qué es un biomarcador?

Un biomarcador es una molécula o gen que se encuentra en el organismo y proporciona a los médicos información importante sobre una enfermedad. En los pacientes de cáncer, los biomarcadores pueden ser producidos por el propio tumor, y en algunos casos, por otros tejidos en respuesta a la presencia del tumor.

Los biomarcadores indican si un tratamiento concreto puede ser efectivo y permiten que el médico personalice el tratamiento basándose en esta información; eso se denomina medicina personalizada.

Realizar pruebas de biomarcadores productivos puede ayudar al médico a seleccionar el tratamiento más efectivo para cada persona y evitar tratamientos innecesarios que no funcionarían. Por lo tanto, disminuye el riesgo de complicaciones y efectos secundarios y permite mejorar la calidad de vida del paciente.

Los diferentes tipos de biomarcadores funcionan de diferentes maneras:

  • Biomarcadores de diagnóstico: se utilizan para la detección y el diagnóstico o tipos de cáncer concreto.
  • Biomarcadores de pronóstico: proporciona información sobre cómo puede evolucionar la enfermedad del paciente.
  • Biomarcadores predictivos: evalúan los posibles beneficios o ausencia de beneficios de un tratamiento específico para un paciente concreto.

Los biomarcadores RAS

Existen muchos biomarcadores predictivos diferentes. En el cáncer colorrectal, los genes RAS (incluidos los KRAS y los NRAS) son biomarcadores de alto valor productivo que ayudan a los médicos a determinar el tratamiento adecuado. Ambos están autorizados en la Comunidad Europea para todos los pacientes de cáncer de colon metastásico.

Existen dos tipos de genes RAS:

  • Los genes RAS normales (KRAS y NRAS) se denominan de tipo nativo y aparecen en el 50 % de los tumores colorrectales.
  • Los genes RAS mutados están presentes en el 50 % de tumores restantes.

Conocer el estado de los genes ayuda al oncólogo en la planificación terapéutica.

¿Cuándo y cómo hacerse una prueba de biomarcadores?

Esta prueba se realiza en las células cancerosas tras una biopsia o durante una cirugía. La determinación del gen se suele practicar después del diagnóstico de un cáncer colorrectal matemático. Estas pruebas se deben realizar en un centro que trabaje según las directrices aprobadas (SEOM).

¿Cuáles son los tratamientos?

Los pacientes con el gen RAS de tipo mutado no responden a los inhibidos de los EGFR (siglas en inglés de receptor de crecimiento epidérmico). Eso se debe a que en presencia de estos genes, las señales EGFR están siempre ‘encendidas’, y los inhibidos de los EGFR no las pueden ‘apagar’. Las células cancerosas continúan recibiendo las señales que necesitan para crecer, a pesar del tratamiento. En este caso y porque los pacientes no pueden recibir anti-EGFR, la única opción de tratamiento biológico es el empleo de fármacos antiangiogénicos, unidos a la quimioterapia.

Este tratamiento permite evitar la formación de nuevos vasos sanguíneos que vayan hacia los tumores y en el interior de estos reduciendo así el suministro de sangre. Al recibir menos sangre, el tumor también recibe menos nutrientes y menos oxígeno y no puede crecer tan deprisa o deja de crecer. Los inhibidos del VEGF (factor de crecimiento entorilo vascular) privan a las células cancerosas de nutrientes y de oxígeno.

Los pacientes con el gen RAS de tipo salvaje pueden tomar fármacos anti-EGFR. El uso de quimioterapia asociado a fármacos anti-EGFR es una alternativa válida al uso de quimioterapia y fármacos antiangiogénicos, tanto en primera como en segunda línea de tratamiento.

Tomar el control de la enfermedad

Es importante conocer bien la enfermedad. Informarse sobre los tratamientos, hablar con los médicos y otros pacientes ayuda a ‘vivirla mejor’. Si entiendes tu enfermedad, sabes cómo afecta a tu organismo y cómo actúa cada tratamiento, y tendrás más control sobre ella.

 

Leave a comment

Uso de cookies

En www.revistarose.es utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

CERRAR